31 diciembre 2007

FELIZ 2008

Dar clic para agrandar (...voy a dar uno que otro clic =)

19 diciembre 2007

VACACIONES


17 diciembre 2007

VILLANCICOS DE NAVIDAD

VILLANCICOS DE NAVIDAD


Hoy fui con el susodicho a la escuela del hooligan porque cantaba los villancicos y el pobre andaba muy triste por que resulta que la méndiga de Lady Pubertiana hizo su cartita para el Santa Claus, con eso de que aquí al que no crea le traen un pedazo de carbón no fuera a ser y la muy chistocita pa pronto se fue a sentar a escribir y luego para darle un toque especial le quemó la orillita para que pareciera pergamino.. bueno, al menos le salió lo creativa, pero lo malo fue que cuando la vio el hooligan y estaba duro y dale con que quería lo mismo y ahí va la méndiga Lady Pubertiana a quemarle la orillita de la carta al hooligan que de por sí se tardó años en terminar de escribir cuando ¡zácale! se le prende toda, ¡ay pobrecito escuincle! Con trabajos le entendemos a sus jeroglíficos y para que se quemen todos de un jalón ¡háganme favor!

- Mira mijo- le digo con tono emocionado para que se le olvide un poco el trauma de la carta quemada, y le enseño el traje que le tocó para los villancicos cuando le voy viendo la cara peor de cómo la traía.

-¿Ahora qué?

-Eso es de niñaaaaahahahahas- lloraba para adentro el hooligan con su tonito de berrinche.

-No es vestido idiota- gritaba Lady Pubertiana que todavía que le carboniza la carta al pobre de su hermano lo ningunea.

-Es un traje de acólito mijo- le digo y lo levanto para que lo vea que hermoso está, y para que no se sienta tan mal le platiqué que así lo usan los niños que ayudan a los sacerdotes en las iglesias y son NIÑOS, no niñas, es de lo más común, le digo al pobre escuincle que seguía con su berrinche.

-Yo no quiero vestirme de alcohólico – gritaba el hooligan.

-Ashhhh ya me tienes hasta la coronilla, ni es de niñas ni es de alcohólicos escuincle, dije a-có-li-to, monaguillo... Te lo pones porque te lo pones y punto – le contesté muy tajante.

-Pos qué jotos – me contesta e iba a pegarle una cachetada por sacrílego cuando me acordé de su carta quemada y me dio tanta pena el pobre escuincle que ya ni le dije nada, lo guardé y seguro en cuanto llegue y vea que los compañeros andan igual ya no repela.

De veras que con los escuincles de hoy ya no se puede ehhh, primero por que no se tragan que un viejo gordo les traiga regalos y menos si es alemán y guapo y luego por que no se quieren disfrazar y cantar para que su madre desde su asiento, con el nudo en la garganta les aplauda ¡no hay justicia en el mundo de veras!


.

13 diciembre 2007

EL ESPÍRITU NAVIDEÑO

EL ESPÍRITU NAVIDEÑO

He andado de un ocupada que dios guarde la hora, pero les voy a venir a dar el resumen diario aunque sea un saludito para que el Recetario no huela ha guardado. Y es que ya ni les conté que el otro día llegó mi vecina a avisarme que este año ya no va a hacer su posada esa que llevaba ya años de tradición ¡qué horror! Con eso de que uno de nuestros vecinos, el alemán ese guapísimo que es alto como una torre y de un rubio que no vieran, se disfrazaba de Santa Claus y los niños se sentaban en sus piernas para pedirle juguetes y hasta ganas daban de irse a sentar también…digo, el espíritu navideño de una ya saben, pues nada, que este año nanai, ni los niños rompen piñata ni una se sienta en las piernas del Santa alemán ¡qué tristeza! El susodicho se ofreció, que si era por escasez de Santa Clauses el se ponía el disfraz, total a el ya ni falta que le hace el relleno del estómago si ya lo trae de fábrica, pero no, dice la vecina que los niños se han vuelto incrédulos y que ya no les llama la atención, que les pone la piñata con jícamas, cañas, mandarinas y esas cosas tradicionales y que los escuincles a la hora que ven que no hay dulcecitos que pican y esas cosas ya ni se avientan los condenados ¡háganme favor! O sea, que las tradiciones se van perdiendo. Aquí en esta casa no tanto porque ya los tengo amenazados que los que no crean en nada reciben un pedazo de carbón y estos que no son para nada interesados bien que dicen que primero muertos que no creer.

Unos por interés y otras por las piernas fuertotas alemanas de Santa pero todo sea por mantener el espíritu ¡faltaba más!

.

10 diciembre 2007

UN DOMINGO DE LA PATADA

UN DOMINGO DE LA PATADA


Ya le dije al susodicho que no todo en la vida es fútbol, pero ni caso me hizo el pobre porque perdió la final su dichoso equipo de los Pumas, ¡ay pobre hombre! Nada más se pone colorado por dos cosas en la vida que nada tienen que ver con la vergüenza: una cuando se la pasa trepado en la azotea esperando a sus palomas mensajeras que hasta se le marca el cuello ve de la camisa y la otra cuando no dice nada pero se le nota que la tristeza le viene desde muy adentro. Ahí estaba sentado en el reposet con su Kit futbolero y todo parecía normal menos el ánimo que lo traía por los suelos, con decirles que ya ni gritaba de groserías a ningún jugador que ya es decir.

Hasta Lady Pubertiana se acercó a decirme en el oído: ¿No le traeremos algo a mi papá? Se le ve mal.

-Algo cómo qué mija? – le contesté.

-Si un tequilita, ya ves que da calorcito y se pone happilón – dijo la condenada escuincla que se ve que bien que sabe que un poquito de alcohol le cambia el espíritu y eso que jura y perjura que en su vida lo ha probado la muy mentirosa. Ya le iba a dar un sermón de la juventud y el alcohol pero me contuve porque esta vez tenía razón.


Pero no, esa tristeza de ver a su equipo a una cosita de nada de ser campeón no es como un pelo que vas al Depilité y te lo quitan, es algo más grande, más profundo que ni cien tequilas le quitan.

Se subió como zombie, claro...se nota a leguas que todos en esta casa somos mañosos que luego luego fue Lady Pubertiana a pedirle a su papá dinero para ir a comer al sushi con las amigas y el susodicho que primero muerto que soltar un peso, sin discutir se lo dio, el hooligan pa pronto se paró como resorte y le pidió que le rentara en el Blockbuster el jueguito ese del X Box que lo idiotiza y el susodicho no renegó como siempre que se engendra en Hulk y se pone más verde que el Pinol, le dijo que sí.

-Qué abusivos que son – les dije a los dos con la voz bajita y pellizcándoles el brazo uno de cada lado -se aprovechan de su pobre padre malvados!!

-Ayyy má- dijo la Lady, -para que vuelva otro torneo, que juegan de ida y luego de vuelta, que si eliminan a sutanito o menganito va a ser mucho esperar.

No hay nada peor que tener una hija que abuse de las depresiones futboleras de su padre, pero todavía peor es tener una hija que en esas deducciones tenga toda la razón ¡válgame! Por eso ya no dije nada y me fui a formar atrás del hooligan, no fuera a ser que el tequilita le hiciera efecto antes de lo previsto ¡faltaba más!

.



06 diciembre 2007

LO PEOR DE LO PEORSÍSIMO DE LO PEOR

LO PEOR DE LO PEORSÍSIMO DE LO PEOR


No crean que lo peor de la vida es que las mujeres odiemos el fútbol, naaaaaa. Lo peor de la vida es casarte con un hombre que primero ama el fútbol y luego te ama a ti ¡qué cosa! Y lo peorsísimo de lo peor de la vida es que el gen futbolero se lo transmita una en el embarazo a tu hijo hooligan por que algún día iran a terminar acostadotes en la cama King size donde cabe tu marido futbolero con el hijo que heredó el síndrome justo en medio de los dos quesque por que ya se van a dormir y le prendan a la tele a ver el partido del América (que pa colmo ni es su equipo pero en el fútbol cualquier cosa que tenga portería y balón pasa) contra un dichoso Arsenal que yo siempre juré que era de España pero hasta ayer me enteré que era Argentino y como yo tengo una debilidad con mis guapísimos argentinos de la telenovela porque son sencishitos y carigmáticos y de buen ver no puedo opinar en contra, y una esté tratando de dormir y justo cuando estés entrando a ese camino florido del mundo de los sueños ahí justo como disco que se atora grshhhhhhh se escuche: ¿A quiéeeeeeeen, a quieeeeeeeeeeeeén? …¡A quién qué cosa caray!

Ahhh no, lo peor de lo peorsísimo de lo peor peor es que el susodicho y el hooligan crean que alguien ashá en la Argentina, algún jugador que ejté jujto en el ejtadio corriendo por la banda, sudando y con la emoción en el pecho va a escuchar a vos a través del monitor ¡háganme favor! Alguien le va a contestar que el balón era para Paco Memo y con eso el susodicho y el hooligan queden muy satisfechos.

Y lo peor de lo peorcísimo de lo peor peor peor no es eso, dicho y hecho, ayer me dí cuenta que todo el género masculino futbolero es igualititito porque en cuanto el susodicho gritaba que A quién, el narrador contestaba: Era para Paco Memo o sea: PIENSAN lo mismo ¡Ay qué miedo me dan estos!

Me acuerdo que un día me estaba yo asustando cuando entré a la recámara de Lady Pubertiana y le ví posters de un tal jugador Cristiano Ronaldo colgados en la puerta y ya iba yo por los valiums cuando me dijo la muy coscolina: "¿Ya viste qué guapísimo está?" y hasta me descansó el alma les juro.
Ahhh de veras que qué bueno que las mujeres somos muy normales.

03 diciembre 2007

UN JARABE ENDEMONIADO PARA LA TOS

UN JARABE ENDEMONIADO PARA LA TOS




Les escribo desde la cuarentena, (eso parece les juro), tengo al hooligan tosiendo como loco que casi se voltea al revés, cada gente que entra a esta casa y lo escucha enseguida se despide quesque se les olvidó algo, que al rato regresan y así, el pediatra le mandó unas medicinas que le hacen un ratito y al otro de vuelta con la tos, total no hemos asomado la nariz ni a la reja y ahora resulta que lo único que se la quita es un dichoso juego de patinetas del X-Box, les juro más efectivo que el jarabe para la tos.





Yo creo que este niño tiene algo endemoniado, lo oigo reírse a carcajadas y hasta le grito que no se agite para que no empiece otra vez como sonaja, y cuando me asomo a ver si no puso canales en la tele de esos que ve su papá a medianoche, le veo la misma cara de degenerado pero nada más está picándole a los botones del control de su maquinita amanzafieras para que el de la patineta se caiga y se descalabre y zácale, hasta salpique sangre ¡qué horror!

Todavía el muy cínico me dice, “Mira má, ahorita vas a ver el doble salto” y yo le fingo que veo porque no quiero que se me traume el pobre, pero ni veo nada. Luego le digo que esos juegos nada más lo idiotizan y me contesta como zombie sin parpadear "AJÁ" ¡háganme favor!

Así se la pasó todo el fin de semana hasta ayer, que me prestó uno de sus jueguitos de disparar objetivos y que te suman puntos y me sale con que inténtalo tu, y me pasa el control con un montón de botoncitos de colores y me explica: azul para disparar, verde para cambiar, rojo para acelerar el vuelo y amarillo para ocultarse ¡Madre santa! Más tardó en explicarme que ya se me había olvidado para que era cada color.

Ayyyyyyy pero qué horror, me pone a disparar y que me entra el mismo demonio del hooligan les juro, ya no veía yo aviones enemigos, clarito veía que eran las méndigas palomas mensajeras del susodicho y ¡zum! ¡zaz! ¡banggg! Le picaba todo el tiempo al botoncito azul y nada más las veía desplumarse y caer al suelo y hasta rico sentía, clarito oía los disparos el ¡ploc! de cómo les explotaba todo a las méndigas palomas, uyyyyy más apretaba los dientes les juro, un desplumadero que dios guarde la hora.





Hasta que en una de esas sentí un codazo, “Ya má, ya llevas ahí 2 horas”


-Qué 2 horas ni qué ocho cuartos, no me estés levantando falsos escuincle – le dije al hooligan que ya me estaba jalando el control y más fuerzas le hacía yo. Y en eso que veo el reloj, ¡válgame! Sí fue cierto.

-Ves, lo hice para que te dieras cuenta de cómo se idiotiza uno ehhh.

-Si tu lo dices- me contestó con tonito sarcástico el condenado escuincle y ya mejor le apagué a la endemoniada máquina esa y nos fuimos a dormir.

Ayyy lo que no hará una por la educación de los hijos de veras.