13 diciembre 2007

EL ESPÍRITU NAVIDEÑO

EL ESPÍRITU NAVIDEÑO

He andado de un ocupada que dios guarde la hora, pero les voy a venir a dar el resumen diario aunque sea un saludito para que el Recetario no huela ha guardado. Y es que ya ni les conté que el otro día llegó mi vecina a avisarme que este año ya no va a hacer su posada esa que llevaba ya años de tradición ¡qué horror! Con eso de que uno de nuestros vecinos, el alemán ese guapísimo que es alto como una torre y de un rubio que no vieran, se disfrazaba de Santa Claus y los niños se sentaban en sus piernas para pedirle juguetes y hasta ganas daban de irse a sentar también…digo, el espíritu navideño de una ya saben, pues nada, que este año nanai, ni los niños rompen piñata ni una se sienta en las piernas del Santa alemán ¡qué tristeza! El susodicho se ofreció, que si era por escasez de Santa Clauses el se ponía el disfraz, total a el ya ni falta que le hace el relleno del estómago si ya lo trae de fábrica, pero no, dice la vecina que los niños se han vuelto incrédulos y que ya no les llama la atención, que les pone la piñata con jícamas, cañas, mandarinas y esas cosas tradicionales y que los escuincles a la hora que ven que no hay dulcecitos que pican y esas cosas ya ni se avientan los condenados ¡háganme favor! O sea, que las tradiciones se van perdiendo. Aquí en esta casa no tanto porque ya los tengo amenazados que los que no crean en nada reciben un pedazo de carbón y estos que no son para nada interesados bien que dicen que primero muertos que no creer.

Unos por interés y otras por las piernas fuertotas alemanas de Santa pero todo sea por mantener el espíritu ¡faltaba más!

.

1 comentarios:

cielo azul dijo...

Orale.... ya llego la navidad al recetario!!!!!


Saluditos y feliz diciembre!!!