21 octubre 2009

LA LEYENDA DEL MONITOR ROSA

He andado super desaparecida pero es que ya sabrán algunos de ustedes que me dió por andar pinte y pinte primero por diversión (como terapia amanza-fieras como decía el susodicho) pero poco a poco la diversión se volvió negocio, y como no están los tiempos para andar de remilgosos, pues me he dedicado más para que salga siquiera para los $$caprichito$ de esta familia.

Luego el susodicho se tuvo que cambiar de consultorio, porque el señor que le rentaba de un día para otro ¡zácale! estiró la patita. Tres días después el susodicho se enteró que era gay y su novio, un mecánico de esos mugrosos y mal hablados se quedó a vivir en la casa junto al consultorio. Muy misterioso y raro el joto-mecánico se asomaba muy de vez en vez y solo dejaba escuchar el sonido de unas cadenas arrastrando y un martillo que hasta los pacientes les daba más miedo eso que el "sssssssszzzzz" del aparatito ese que te meten a la boca. Pa colmo el joto-mecánico le estaba echando ojos al susodicho y pa las pulgas de mi maridito ya se imaginarán.

De ahí que a la computadora le cayó el "mail de ojo", dice el susodicho. Por que el monitor se pone rosa de repente, luego se quita. O sea que en lo que les estoy escribiendo esto, yo voy viendo ROSA luego no, luego ROSA, y así. Dice el hooligan que está embrujado, que es la maldición del exnovio gay.

Yo ya le expliqué a este escuincle que ni qué maldición, ni qué rosa, ni qué ocho cuartos pero el escuincle está duro y dale que así es. Le dije que deje en paz esas obsesiones de estar pensando en fantasmas y maldiciones y esas cosas, que porqué mejor no pensaba que hay ángeles de la guarda que lo acompañan. Es más, le dije, "Diles que te manden una señal de que te están cuidando" pero para mis adentros pensaba que donde se fuera a mover algo o cayera una señal por andar de bocona, la que se muere soy yo ¡qué miedo!

-No hagas caso mijo, es como una leyenda - le dije muy cultural yo.

-¿Leyendqué? - preguntó el hooligan.

-Leyenda es un relato fantástico, que la gente no sabe a ciencia cierta si es real o no pero lo cuentan de generación en generación - Le expliqué.

-Entonces va a quedar la Leyenda del Monitor Rosa? - me dijo el hooligan y ya mejor lo mandé a bañar, no vaya a ser que un día mis tataranietos enciendan su computadora y se les empiece a poner rosa el monitor y les aparezca un mecánico gay ofreciendoles apretarles las bujías ¡faltaba más!

08 octubre 2009

HOY HACE JUSTO 18...

No era Tarzán colgado de liana en liana dando su grito ese de: Aaaaaaaaa aaaaaaa aaaaaaa! Naaaaaa! Era el susodicho que andaba duro y dale con los frijoleiros , que si los días pares, que si los días nones… ¿De cuándo acá los frijoleiros son como reintegro de la Lotería ehhh? Ni en el Discovery Channel ese se ha visto tal cosa ¡Háganme favor! Todo porque el susodicho y yo queríamos quedar embarazados.

Pero pasaba un mes, y pasaba otro y nada de nada. Hasta que por fin pegó el chicle frijoleiroso. Ni cuando ganaron Los Pumas el campeonato había visto al susodicho con el pecho tan inflado. Bueeeeno, le he visto el estómago inflado que se le junta con el pecho, pero así así como estaba de contento nunca.

De eso hoy justo pasaron 18 años que nació Lady Pubertiana. La vimos dar sus primeros pasos, acompañarla en su primer día de escuela, sus primeros amiguitos, ir a su primer fiesta, comprarle sus primeros tacones, darle su primer permiso para salir con un escuincle greñudo arggggggg ---- (PAUSA: VOY POR MIS VALIUMS!)

Mira mijita – le dije un día que vinieron un montón de amigos a la casa, -Yo nada más te digo una cosa- y siempre que empiezo la oración con eso en automático esta escuincla me tuerce la boca, -Al primeritito que se le ocurra jugar a las cebollitas le cae un bofetón ¿entendido?

Yo no sé si los papás hagamos las cosas bien, o no. Uno les da consejos y creemos que algo de la saliva que gastamos se les va a quedar, aunque la parte de saliva que me he gastado diciéndole que la ropa sucia va adentro del bote y no regada en su recámara se vaya por la coladera, la esperanza muere al último.

-Por qué no invitas a tus compañeritos a comer el Sábado y que tu papá haga una paella mmmmm seguro les va a encantar! – le digo con la voz de una madre emocionada.

Pero la condenada escuincla dieciochoañera esta me acaba de retorcer las ilusiones cual vil lombriz con sal diciéndome que los invitó de noche, que ponga hot dogs y que cada quien traiga su chupe.

Me quedé con cara de fotografía de credencial de Costco: que ni te dan tiempo de peinarte el fleco, ni sonreír, NADA, solo con ganas de plantarle una cachetada de esas rápidas pero que dejan todo colorado a ver si así entendía que apenas es una escuincla que carga mochila, que qué chupe ni qué hot dogs ni qué ocho cuartos, acordándome que un día dejas las coletas y el flequillo y con suerte llegas a la copa 34B y mejor ya no dije nada arrggg --- (PAUSA PARA OTRO VALIUM)

video

Ahora sí que como quien dice, esta escuincla “acaba de iniciar sesión”.