08 octubre 2009

HOY HACE JUSTO 18...

No era Tarzán colgado de liana en liana dando su grito ese de: Aaaaaaaaa aaaaaaa aaaaaaa! Naaaaaa! Era el susodicho que andaba duro y dale con los frijoleiros , que si los días pares, que si los días nones… ¿De cuándo acá los frijoleiros son como reintegro de la Lotería ehhh? Ni en el Discovery Channel ese se ha visto tal cosa ¡Háganme favor! Todo porque el susodicho y yo queríamos quedar embarazados.

Pero pasaba un mes, y pasaba otro y nada de nada. Hasta que por fin pegó el chicle frijoleiroso. Ni cuando ganaron Los Pumas el campeonato había visto al susodicho con el pecho tan inflado. Bueeeeno, le he visto el estómago inflado que se le junta con el pecho, pero así así como estaba de contento nunca.

De eso hoy justo pasaron 18 años que nació Lady Pubertiana. La vimos dar sus primeros pasos, acompañarla en su primer día de escuela, sus primeros amiguitos, ir a su primer fiesta, comprarle sus primeros tacones, darle su primer permiso para salir con un escuincle greñudo arggggggg ---- (PAUSA: VOY POR MIS VALIUMS!)

Mira mijita – le dije un día que vinieron un montón de amigos a la casa, -Yo nada más te digo una cosa- y siempre que empiezo la oración con eso en automático esta escuincla me tuerce la boca, -Al primeritito que se le ocurra jugar a las cebollitas le cae un bofetón ¿entendido?

Yo no sé si los papás hagamos las cosas bien, o no. Uno les da consejos y creemos que algo de la saliva que gastamos se les va a quedar, aunque la parte de saliva que me he gastado diciéndole que la ropa sucia va adentro del bote y no regada en su recámara se vaya por la coladera, la esperanza muere al último.

-Por qué no invitas a tus compañeritos a comer el Sábado y que tu papá haga una paella mmmmm seguro les va a encantar! – le digo con la voz de una madre emocionada.

Pero la condenada escuincla dieciochoañera esta me acaba de retorcer las ilusiones cual vil lombriz con sal diciéndome que los invitó de noche, que ponga hot dogs y que cada quien traiga su chupe.

Me quedé con cara de fotografía de credencial de Costco: que ni te dan tiempo de peinarte el fleco, ni sonreír, NADA, solo con ganas de plantarle una cachetada de esas rápidas pero que dejan todo colorado a ver si así entendía que apenas es una escuincla que carga mochila, que qué chupe ni qué hot dogs ni qué ocho cuartos, acordándome que un día dejas las coletas y el flequillo y con suerte llegas a la copa 34B y mejor ya no dije nada arrggg --- (PAUSA PARA OTRO VALIUM)



Ahora sí que como quien dice, esta escuincla “acaba de iniciar sesión”.

4 comentarios:

Vanyvalu dijo...

Muchas felicidades a la cumpleañera y también a la mamá, porque eso de criar hijos no son enchiladas!
Tus hijos son hermosos MaryCarmen y me encanta el humor con que cuentas las cosas, oye ya mejor éntrale al tecito de tila, porque los valiums....
Saludos!

fgiucich dijo...

Y los chicos crecen, no hay duda y la saliva que se gasta siempre es positiva. Muchas, pero muchas felicidades para tu niña-señorita. Abrazos.

ARACELI G.P. dijo...

¡¡Aaah que maravillosa felicidad!!!
Muchas felicidades para las dos... digo para los 3...Bueno para los 4 aunque el holligan proteste...
Dios los siga bendiciendo y que lo pasen feliz.
Abrazos a más no poder

Edmundo Dantés dijo...

Yo aquí leyéndote, muerto de la risa y pensando: "Que bueno que los míos son niños" jejeje.

Ya en serio, mis más sinceras felicitaciones a ambas, que con Valium y todo se ve que eres una excelente mamá.

Abrazos.