11 enero 2008

DE TAL PALO LIBIDINOSO...

DE TAL PALO LIBIDINOSO...




No hay cosa más fea que interrumpan en plena telenovela de mi argentino guapísimo, más cuando están los últimos capítulos donde ya se va desmarañando todo y se le empiezan a caer las mentiras a la malvada de la Romina esa, claro si hubieran visto desde el primer capítulo como yo ahí estarían pegadotes, no como el susodicho que no más le vio las bubis a la Romina y de ahí ni quien lo quite del televisor al muy libidinoso. Más estos últimos 3 capítulos que a la Romina se le ocurrió ponerse una blusa tipo corsé color rojo que por obra y gracia del señor no se le cae porque se le ve dos tallas más grandes y allá donde se le ocurra levantar un brazo no les quiero yo decir, mismos tres capítulos que el susodicho deja babeado el edredón ¡qué horror!

-Pero se ve que no trae brassiere la Romina- dice el hooligan, que se le nota a leguas que le heredó el gen degenerado al papá.

-Ayyyy mijo, - dice el susodicho mientras se endereza de la cama y levanta el brazo. Yo ya vislumbraba clarito un cachetadón bien dado para que no se le ocurriera seguir de mañoso y se concentrara en los temas de su edad ¡pos este! Claaaaaro, una ya lo hace dormidísimo y soñando con el chavo del 8 como cualquier niño sano, pero no, ahí anda husmeando muy escondididito el condenado escuincle para ver la telenovela. En eso escucho que el susodicho le contesta que la Romina en la vida ha usado brassiere ¡háganme favor!



-Pero las tiene colgadaaaaas! - grita Lady Pubertiana desde su recámara.


¡Válgame la calamidad! Ni a cual irle ehhh, así que me paré como resorte y corrí al escuincle metiche este que se fuera a su recámara y a apagar todas las luces para que se duerman y luego me fui derechito al clóset a buscar mi bata porque con estos ya no sabe una.

.

0 comentarios: