20 agosto 2007

CÓMO SUDAR SIN HACER EJERCICIO

COMO SUDAR SIN HACER EJERCICIO


Como estoy tooooda relajada porque ahora sí empezaron MIS vacaciones, les vengo a contar algo que es medio largo ehhh así que tomen aire, pero es que si alguien estuvo el otro día en el centro comercial de Plaza Satélite y se dio cuenta cómo correteaban a un señor por todos los pasillos, por su vida no vayan a andar contándolo ehhhh ¡por piedad!

Y es que nos fuimos a dar una vuelta, porque han de saber que Lady Pubertiana que está tratando de empezar a hacer ejercicio porque le dijo Gaby, la Nutrióloga, que se saliera a caminar al menos 3 veces a la semana y la muy graciosa cuenta como caminata las salidas al centro comercial ¡já! Todavía la muy cínica dice que suda. Si cuándo en la vida se ha visto que alguien sude buscando talla Médium ¡válgame la calamidad!

Ahí estaba la muy chistosa “sudando” mientras llega el hooligan corriendo y gritando que ahí estaba Paco Memo firmando autógrafos. El susodicho tomó al hooligan de la mano y se fue corriendo. Yo no más veía al hooligan como se levantaba en el aire como papalote el pobre, pero ya saben, así son los hombres que nada más escuchan la palabra fútbol y se ponen locos.

Al rato entre el estante de la zapatería se aparece el hooligan todo morado el pobre.

-Es que me viene persiguiehehehehendo la policía – respiraba para adentro el pobre que apenas y le salían las palabras.


-¿Pero porqué? ¿Dónde está tu padre que no te cuida o qué? – le pregunté al hooligan.

Si segurito este hombre le importó más ir a ver al Paco ese y soltó de la mano a este pobre escuincle en medio de ese gentío, como para que se pierda y al rato anden anunciando la fotografía del hooligan en el canal 5 donde sale la gente perdida ¡qué horror! Yo lo mato al susodicho, lo M-A-T-O.

Eso le estaba diciendo al hooligan cuando se me acercan dos agentes.

-¿No ha visto pasar por aquí a un señor como de 1.75, complexión gruesa, muy panzón?

Y el pobre hooligan ni respiraba, estaba verde del susto el pobre, hasta se ponía atrás de mi espalda bien pegadito y como parece fideo el pobre ni quien lo vea.

- No oficial, ni lo he visto ni lo conozco ¡Dios me libre!

Y ya los agentes se siguieron derecho.

-Ahora sí me puedes explicar. – Le grito al hooligan con el tonito ese de “se acabaron los jueguitos tontos”. Y el pobre se pone a decirme que vio al tal Paco Memo, que lo tuvo frente a frente y hasta le firmó una gorra ¡Más emocionado el hooligan que hubieran visto! Me lo contaba y hasta le brillaban los ojos, ni cuando ganó la Selección Mexicana a Brasil lo había visto tan emocionado. Ahí fue cuando se le empezó a quebrar la voz.

-Mi papá se paró en la puerta de la tienda y… y… y (y se le iba el aire al pobre escuincle) en eso el agente de seguridad le dijo que tenía que comprar $1500 pesos en productos o tener un boleto especial para tener un autógrafo como los demás y le señalaba la fila inmensa de personas que venían formadas.

-¿Y? Entonces se salió no, porque tu papá antes muerto que gastarse ese dineral ¿O se lo gastó?? – le dije al hooligan que ya se medio empezaba a calmar.

- Nohohoho es que mi papá me hizo la seña 3 que practicamos para cuando estoy en el partido.

-¿Seña tres? ¡Madre santa qué es eso? - le pregunto toda intrigada.

-Sihihihihi – y se nota que se vuelve a acordar el pobre que empieza otra vez a resoplar el pobre –La seña 3 de: “El distrae al enemigo y yo avanzo” , entonces mi papá empezó a discutir con el de seguridad, que si está loco para que gaste tanto dineral estando la vida como está, que si no se ha dado cuenta que hay que comprar el alterón de útiles para la escuela, que si las finanzas del país y así que la gente se nos quedaba viendooo horriblehehehehe.

En eso venían pasando dos señoras con sus bolsas y sus camisetas firmadas diciendo, ¿Viste al viejo ese? ¡Si habrá gente loca!

¡Madre santa! se me vino el color amarillo pálido a la cabeza, ese que se me viene cuando me dan ganas de estar sentada en el juzgado donde tramitan los divorcios, pero me aguanté porque tampoco está una para andar traumando hijos en los centros comerciales.

-Ya mijo ya…- le decía y lo abrazaba, - de todos modos conseguiste el autógrafo ¿no? Mira tu gorra, ¡está autografiada qué padre!

-Si, pero mi papá no puede venir a verheheeeeer.

-¿Lo detuvo la policía? ¡Ay Dios ahora sí se armó! – Todavía me volteé y le dije a Lady Pubertiana que regresara el pantalón porque íbamos a tener que juntar todo el dinero para pagar la fianza cuando en eso oigo un “PSSST PSSST” de entre los camisones que estaban colgados al fondo.

Ay no me lo van a creer pero era el susodicho que se fue a meter entre la ropa para que no lo encontraran los agentes. Ya nada más me acerqué como a buscar un camisón de mi talla pero no más fue para avisarle que ya podía salir, que ya no había nadie cerca.

En la vida había visto al susodicho tan cansado. Parecía que había corrido el maratón de 10 kilómetros de la Ciudad y mejor nos salimos de ahí rápido.

¡Válgame Dios! Ya decía yo que esta familia deberían sudar como suda la gente normal ¡Pos estos!


0 comentarios: