15 agosto 2007

ANTE TODO, LA ARMONÍA

ANTE TODO, LA ARMONÍA.

De verdad que si llego al Lunes (que es cuando entran a la escuela) sin matar a algún niño que me pongan un altar con veladoras, como ayer que estaba en pleno griterío con el hooligan porque ya comprobé que una de dos: O fue que no tomé suficiente agua en el embarazo como el doctor me lo mandaba, o este niño de grande va a ser mesero que cada vez que le llamo no hace caso ¡qué horror! Lo voy amenazando a tres tonos para que se meta a bañar, y ya cuando llego al más agudo ¡Riiiiiiiiiiing! Suena el timbre, pero cuando asomo un ojo ¡santa madre! Es la hija de mi vecino guapísimo del Mercedes.

-Le traigo el queso que me encargó – me dice ahí paradita en la reja la muy flaquita escuincla que parece que si sopla fuerte el viento se la lleva.

-Voy liiiiinda! – le contesto con la misma voz que usaba Blanca Nieves para llamar a los 7 Enanos a comer y me regreso a pellizcar al hooligan que estaba haciendo berrinche.

-Ahiiiiiiii de ti escuincle, ahiiiiiiii de ti donde pronuncies una palabra, nada, no quiero escuchar ni que respiras oíste – le dije, ¡ya parece que me voy a hacer fama de loca gritona con la hija del vecino guapísimo y me subo por el dinero para pagarle a la muchachita. Le pago y le doy las gracias todo en tonito cantadito para que note que soy linda y cuando regreso me encuentro al hooligan color morado.

Le doy tres golpes en la espalda para que escupa con lo que se está ahogando, pero entre tanto sarandeo no más le oigo la voz diciendo “Me dijiste que no respirara cooof cooof cooof” ¡Válgame! Ahora sí me resultó muy obediente que a parte de vieja gritona me van a acusar de mata-hijos naa naaaa naaaaaaa.

Pero bueno, todo sea para que cuando llegue la vecinita flaca con su papá y le pregunte cómo le fue con su venta de quesos, le cuente que su clienta del 49 es un amor y en su casa todo, pero absolutamente T-O-D-O es armonía ¡faltaba más!


.

0 comentarios: