02 febrero 2007

UNA NOCHE LAAAARGA

UNA NOCHE LAAAAAARGA


Hoy les escribo con unas ojeras de Paco Malgesto que no vieran, y es que ayer el susodicho me hizo pasar una nochecita de esas. Ay no, si están pensando en frijoleiros son unos santos, ojalá hubiera sido eso pero fue algo raro, quesque al susodicho le dieron unas agruras espantosas porque se tomó un vaso de leche y según él, le hizo corto circuito.

¡Pobre hombre! Siempre echándole la culpa a lo más light, si no fue eso, más bien fueron el alterón de quesadillas que se merendó, pero si hasta el condenado las apilaba y medio gruñía igualito que le hacen los perros cuando alguien se le acerca al plato para que no le roben nada.

Ya iba y venía dando vueltas como soldado: un, dos, tres, cuatro y un, dos, tres… que por que así se le iba a quitar lo inflado, ¡hasta me recordó a la Demi Moore cuando estaba embarazada!



¡Pobre! Por eso ya ni le dije nada cuando en la mañana que se puso la bata de dentista parecía bata de maternidad.





Por eso hoy como conejo, le voy a servir puras verduras de comer a ver si con eso se compone o ya de plano se acaba de descomponer, pero con esta flojera que me traigo no puedo hacer más.

Ustedes sabrán disculparme pero hoy siento que hasta las letras se


.

0 comentarios: