28 febrero 2006

SUMINISTRO RESTRINGIDO

SUMINISTRO RESTRINGIDO

El susodicho puede ser muy buen odontólogo, hasta dicen algunos de sus pacientes que tiene manos de ángel quesque porque más tardan ellos en sudar del miedo que él en sacarles las muelas sin que les duela, también puede ser el ganador de los campeonatos de sus mentadas palomas mensajeras, hasta es bueno para poner el café en las mañanas, pero jamás de los jamases será bueno para pagar las cuentas a tiempo.

Cuando éramos novios no le gustaba colgarse en el teléfono diciéndome cosas bonitas, el muy ingrato siempre dijo que el teléfono era para acortar distancias, no para alargar conversaciones. De ahí yo creo que le viene el trauma al pobre que segurito cuando era chiquito le tenían prohibido hablar por teléfono. Tanto que ahora le encanta que le hablen las señoritas encargadas para cobrarle las cosas. ¡Pobre hombre! Con tal de que alguien le hable es capaz de todo.


Pero esta vez fue el colmo. Nos acaban de venir a plantar en la toma de agua un letrero de “Suministro Restringido” de un tono anaranjado vemeafuerzas ¡qué horror! Viene todo pegado y adentro –ya le rompí un cachito- un cilindrito dorado que segurito se ha de llamar “yatefregasteconunchorrito”




Yo sé que el más feliz de ver esto va a ser mi querido hooligan, casi casi lo estoy escuchando decir que para no causarnos molestias mejor no se baña el condenado escuincle que siempre está buscando cualquier pretexto para quedarse cochino. Pero a mi me estaba dando el tramafat, así que para pronto tomé el teléfono y engendrada en pantera le llamé al consultorio al susodicho para avisarle.

-¡Pide un aumento! – le grité. Pobre, él me contestó que sí, pero ni siquiera se acordó que no trabaja para nadie.

Por eso ya implementé el plan de acción B:



O lo que es lo mismo: "Yatefregasteconpuraaguita".

Espero en Dios que esto sirva porque me da mucha vergüenza con los vecinos.
¡Ya no hay justicia en el mundo de veras! Al menos hubieran puesto un letrerito en color discreto.

.

0 comentarios: