06 agosto 2005

VEJEZ ENTRE VÍBORAS

VEJEZ ENTRE VÍBORAS


Me encanta ver a mi querido hooligan jugar. Se pasa toda la mañana de sus vacaciones haciendo tráficos con sus coches. Ahí va la fila larga de izquierda a derecha y luego de revés. Hasta estoy pensando si de grande no irá a ser agente de tránsito, pero creo que no porque no tiene panza y así no encaja en el perfil para esa profesión.

El dice que quiere ser Biólogo, como le encanta estar husmeando en el jardín buscando bichos por todos lados. Apenas 7 años y el pobre ya le encontró gusto a los bichos, mientras no se encuentre el día de mañana una cucaracha de minifalda.


-Oye mijo, - le digo mientras el levanta piedras del jardín y remueve la tierra buscando una lombriz, -¿qué no te das cuenta que si eres biólogo a lo mejor te da por irte a vivir a África? – le digo medio mordiéndome los labios imaginándomelo todo un muchacho alto y flaco como lo es, con su maletita llena de jeans camuflados diciéndome adiós con su boleto de avión para la selva africana.

-¡Qué padre! Los leones, las víboras, los elefantes – dice, y yo comienzo a suspirar apretándome el delantal. Mi pobre angelito teniendo que esquivar la hierba con su hacha y columpiándose de liana en liana y todo para calcular la velocidad de un Cheeta ¡Madre mía…qué espanto!

-Sí mijito, qué padre ha de ser – le digo con esas mentiras que somos capaces las madres de decir cuando sabemos que aquel paquetito que pesaba 2 kilos 600 gramos y medía 47 centímetros era nada más prestado.

-Pero tú me ayudas a tomarles fotos con tu cámara- me dice, y entonces yo me doy cuenta que mi pollito me visualiza junto a él, como el hilo que sostiene el dobladillo antes de que termine por descoserse.

-Sí mijo, tu examinas a los leones y yo saco las fotos- le digo y me voy mejor a prepararle su sandwich contenta ahora que sé que mi vejez la pasaré sacándole fotos a las víboras.

Ahora nada más nos falta convencer a Lady Pubertiana a ver si se enamora de un muchacho tipo Mowgli y al susodicho para que se ponga a tapar muelas en plena jungla africana.



.

0 comentarios: