25 agosto 2005

LOVE ON THE BLOG

LOVE ON THE BLOG (y no es canción)

No es por intrigaaar, no es por intrigaaaaar fiuuuu fiuuuuuu pero desde que la cajita de los comments se volvió afrodisíaca con eso de que ANDRÉS del FUERTE COMANSI anda enamorado, nos vino a tocar las fibras más sensibles del corazón y nos alebrestó la hormona del amor.

Y es que habiendo tanto corazón solitario en el mundo no se puede ignorar, sería como tener el refrigerador repleto de carnes frías y comerte una Mc Donald’s, simplemente no se puede dejar pasar de largo, ya no están los tiempos para andar desperdiciando carne y más si es de 2 patas.

¡Ay que cosas!, y es que esto es diferente, si Lady Pubertiana viene y le dice al susodicho de lo más normal en plena comida que ya tiene novio, a mi me da el telele y al susodicho se le paraliza la digestión y hasta al hospital va a dar. Pero si me dice Eric que encontró novia, qué les digo… ¡hago una fiesta! Y es que me cargo un síndrome de agencia matrimonial que Dios guarde la hora.

Hasta un “joven admirador” apareció por ahí, ¡válgame el cielo! En las estadísticas del mundo puede caber la posibilidad de que exista un admirador, ¿pero joven? Eso ya es como un milagro del cielo. Pero bueno, continuando con los milagros ayer estuve pensando en las personalidades de cada uno, que aunque todavía no conozco a fondo, una aprende a quererlos casi como a mi querido hooligan y es que visito sus blogs y me doy cuenta que los posts son como los pedacitos que cada uno va dejando de sí, lo que nos llega a identificar con los demás que transitamos por estos lares. Y creanme, las posibilidades son grandes, los gustos parecidos, (hasta la ortografía verdad pollito arrugado). Y así me di cuenta que Andrés no anda tan errado en pensar que encontró el amor. Es tan factible como estar en este preciso momento leyendo esto. El corazón es como la patria, a donde quiera que sea que viaje uno, siempre recuerdas que perteneces a ese lugar, que viene siendo lo mismo que cuando encuentras a tu otra mitad, no importa de dónde venga ni a dónde vaya, siempre te sientes parte de.

Así que ya saben niños, si acaso un día les brinca el corazón desde un punto o una coma, no es que les falle la gramática naaaa, quiere decir que existe ese “algo” que logró traspasar las fronteras de una cajita llena de alambres.


No es por intrigaaaar, no es por intrigaaaar fiuuu fiuuuuuuu!



.

0 comentarios: