03 junio 2005

El messenger no es para maridos

EL MESSENGER NO ES PARA MARIDOS




Ayer descansando por fin de una semana ajetreada abrí el messenger que hace mil años no abría. ¡Madre mía! Hasta eso evoluciona…yo me quedé en el Messenger que tenía al monito azul con una antenita y vibraba cuando iniciabas sesión, ahora el méndigo ya se robó la mariposa del MSN y hasta te da el lujo de aparecer desconectado. Tengo cientos de contactos que ni sé quienes son pero ahí están en primera fila, descansando sin sabernos el uno del otro pero pasa algo, a TODOS los tengo sin admisión porque cuando se te junta tanta plática el chisme ya no sabe igual, luego ya no sé ni a quién le digo qué y termina siendo como contarle a la misma vecina el chisme 3 veces continuas.


-Estoy a dieta porque estoy hecha una marrana- le digo a un amigo que no “veía” hace mil años.

-¿Puerqué?- Me contesta el muy móndrigo ¿se dan cuenta?

-Noinc sé – Le digo y de ahí ni quien me pare…la belleza de nuestro lenguaje quedó resumida a conjugaciones porcinas por más de 20 minutos.

El susodicho se acerca y se empieza a retorcer como la niña del exorcista que ni con un balde de agua bendita se le quitaría se los juro.

-¿Estás chateando verdaaad?- Me pregunta y yo le contesto que estoy buscando un mapa para Lady Pubertiana, y es que hasta la coordinación motriz se el afina uno para cerrar ventanitas con el mouse.

Cerré sesión pensando que pasarán otros cientos de años para que vuelva a entrar y es que eso del Messenger es más adictivo que la coca cola light, además de que me da por proponerle matrimonio a quien le quito el tache y con aguantar al susodicho tengo para ganarme el cielo y la gloria eterna.


¿Será por eso que al susodicho lo tengo sin admisión ?

¡Qué maldita soy a veces!...Mejor voy a admitir al "Comebytes" que es mi amigo hacker, a ver si sabe de alguna herramienta verdaderamente útil del nuevo messenger este:





.





0 comentarios: