25 mayo 2005

¡UN OLÉ AL ABUELO!


¡UN OLÉ AL ABUELO!

Mi suegro es un viejesillo de 84 años retebuena gente, malhablado y dicharachero. De repente se pica el ojo quién sabe con qué y dice muy serio "No sé que fregados traigo en el ojo que puros cabrones veo"

Su pasado, que es muuuuuuuy pasado, tiene su historia y él anda escavando, urgando en los antaños para ver si acaso consigue la nacionalidad española porque su papá -según cuenta- se vino desde España muy jóven a estas tierras y dejó atrás familia, gente y sobre todo su acta de nacimiento. Eso quiere decir que en algún recóndito lugar de la Madre Patria hay susodichitos rondando por ahí y uno sin saber ¡Joderos ... con la parentela de este lado tenemos Diossss no los andes desperdigando más allá del charco!

Me habla veinticinco mil veces al día porque cree que por mandar mails una ya tiene maestría en el ciberespacio y te graduas con el título de "Señorita Achetemele 2005" y quiere que le consiga datos y más datos que aquellos lares. Yo muy paciente en la llamada número dieciocho mil le digo -Suegrito lindo, mire que no hay esa provincia que usted busca, además piden datos de cómo se llama la parroquia bla bla bla- A medida que vamos hilando la conversación telefónica a mi suegro le aflora el complejo baturriano y empieza a decirme -¡Hombre! Que tiene que eshtar etho coño...¿cómo vase que no aparethca?- Y yo llena de paciencia porque ya me tomé antes mis pastillas de mevalemadrina le digo -Suegro- (ya voy dejando atrás lo de "suegrito") -Cuando llego a la página leo en la izquierda superior un cuadrito que le das clic y se abren muuuuchas opciones pero en ninguna dice lo que usted quiere- y voy aumentando mi tono de voz como cuando mando a bañar a mi querido hooligan, y mi subconciente quiere culminar la plática así tipo bigbrother de "¿Si me entiendes guey?" pero me contengo y se lo juro muy sutilmente, porque presiento que en el fondo ni siquiera cree mis argumentos.

Ya por ahí de la llamada 24,347 me engendro en Lady Pubertiana y le contesto igualito que ella me contesta a mí la desgraciada: "Si" "Ajá""Ajajaja" (más larguito le da el tono de más comprensión) y lo vuelvo a repetir
"Si" "Ajá" "Ajajajá"

Por lo pronto al susodicho ya lo amenacé de muerte y lo hice jurar casi pistola en mano que será MEXICANO (así con mayúsculas y negritas) hasta el último día de su vida, que amará el tequila por sobre todas las cosas y seguirá picando más que los chiles poblanos (Dios hazme ese milagro si es que te da por leer blogs y te juro comprensión eterna a mi suegrito lindo pechocho)


¡I SIÑORRRRRRRRRRRR !

0 comentarios: