02 marzo 2005

MERCADOTECNIA DEL MIEDO

El susodicho hizo su recorrido de costumbre, llegando suena su celular, lo cual no es novedad pues siendo dentista suena a cada ratito. El color verde de su cara me dió a entender que algo pasaba, lo confirmé cuando respondió "No tengo dinero" pasaron los segundos y repitió lo mismo. Cuando colgó, en 2 segundos le hice toda clase de preguntas: ¿Quién era? ¿Qué quería? ¿Porqué respondiste 'no tengo dinero'? ¿Porqué estás asustado? Ya entre verde-amarelo me contó que lo primero que escuchó fue su nombre, y después un "le paso al patrón"

El "patrón" tomó el teléfono y comenzó el juego psicológico perfectamente calculado y con una agilidad de palabra le dijo: "Un enemigo tuyo nos contrató y te vamos a secuestrar", fue cuando el susodicho respondió lo del dinero, a lo que el tipejo este le dijo que ya lo sabía pues lo habían estado siguiendo por 2 meses pero que aún así él ya había gastado y literalmente con toda la desfachatez le dijo que con 30 mil pesos se olvidaba del asunto, a lo que el susodicho continuó diciéndole que no tenía dinero. El tipo este cerró con broche de oro diciendo que "a ver si cuando alguien de su familia esté de ése lado sigues diciendo que no tienes dinero" y colgó.

Ya se imaginan la tardesita frenética que pasamos, mi pobre hooligan que vió el capítulo de la telenovela donde justo escenificaban un secuestro ya hacía a los secuestradores tocando la puerta, en fin...la mesa se quedó intacta, el apetito se fué en el celular.

Lo más asombroso de todo es que después investigando surgió sutanito y perenganito que pasó por lo mismo, incluso me dijeron que habían sido acosados hasta por un mes. Personas que trabajan en sistemas de seguridad le dijeron -Ahhhhhh ya le tocó a usted ! -

Ese celular quedó betado, usaremos otro hasta que los dígitos vuelvan al azar de algún otro delincuente.

Es esa delincuencia que se hace tan cotidiana como pedir pizzas.

0 comentarios: