05 octubre 2004

PROHIBIDO FUMAR DE MADRUGADA


Silencio de ultratumba. Ni siquiera un murmullo se escuchaba...nada. La familia compartía ese sueño profundo cuando muchos dicen que el alma se pone de pié y comienza a deambular viéndonos por fuera el vaivén en nuestro pecho.

De pronto, un repentino brinco. Un sobresalto que atraganta la garganta y aprieta el corazón haciéndolo latir cual Michael Schumacher nos viniera pisando los talones.

- ¿Tocaron el timbre? - Preguntaba mientras trataban los párpados de permanecer entre abiertos.
- ¡Sí! ...¿Que si tocaron el timbre....lo escuchaste?

Pero el susodicho era la copia fiel del Tutankamon, mano sobre mano en el pecho al son de un resoplar intento de roncar y respirar...

- ¿Ehhhh? -

- Te juro que escuché el timbre...¿pues qué hora es? - Mientras trataba de comprender si había sido una espeluznante pesadilla o en realidad había sucedido.

Estiré el pié y a ciegas busqué mis pantuflas mientras veía cuatro manecillas del reloj. Cuando pude fijar la vista me percaté que eran las 2 de la madrugada...¿Quién podría haber tocado el timbre a esas horas?

Me estremecí. Las únicas razones que pasaron por mi mente para tal hecho eran tragedias, de esas que gustan llegar a horas inconvenientesy en el día menos pensado. Tomé el auricular del interfón y pregunté quién era.

- Ví luz en su ventana, soy su vecino y quería preguntar si tiene un cigarro. -

- ¿Cigarro a estas horas???....¿Oiga no se le hace que no son horas para andar pidiendo cigarros?

El susodicho alcanzó a asomarse por la ventana y vió a un hombre de gabardina que se alejó caminando al momento en que un diluvio comenzaba.
Un escalofrío recorrió mi cuerpo, creo que entendí bien a los gatos cuando asustados se les para hasta el último pelo. Afortunadamente la caseta de vigilancia tiene un número de diferencia con respecto al teléfono de mi hermana pues para mi memoria de corto plazo estilo "DORY" (la de Nemo) de otra manera, jamás me lo hubiera aprendido.

- Caseta de Vigilancia, buenas noches -

- Poli, sabe...justo en éste momento me acaba de tocar el timbre un fulano pidiendo cigarros -

- ¡Ahhhhhh si, es el sonámbulo ! -

- ¿Sonambuqué ? -

- Sí señora, es un sonámbulo que hasta ha llegado aquí a la caseta algunas veces a pedirnos unos cigarros. No se preocupe, no es de cuidado. De todas maneras va una unidad en camino. -

Ya después me enteré de que los sonámbulos son capaces de hacer cosas de lo más extrañas. Hablan, caminan, mantienen los ojos abiertos, incluso pegan, tiran cosas, etc... Pero en realidad están dormidos.

Recuerdo que hasta en la televisión decían que jamás había que despertar a un sonámbulo, pero este se despertó a jicarasos que le cayeron del tormentón que se desató. Seguramente se encontró a media calle, caminando sin razón, empapado y para colmo...¡sin cigarros!

Voy a poner un letrero en mi reja:

"NO ESTACIONARSE Y NO SONÁMBULOS"
.
.

¿¿A verrrrrrrrr, a verrrrrrrrrrr quién creen que no durmió anocheeeee....quieeeeeeeeeeéeen ???

En fin, buenos y ojerosos días a todos !

0 comentarios: