15 octubre 2004

NOCHE DE AUUUULLIDOS !

¿ Les ha dado alguna vez un calambre ?
¡Madre mía! qué cosa tan espantosa y más si éste llega cuando estás plenamente dormido a mitad de la madrugada. Se clavan agujas en el músculo, tortura china y ni pa dónde voltear...

Ya es mediodía y todo sereno, un día como hoy podría ser el día perfecto: VIERNES Y QUINCENA ! Yessssssssss !


Les dejo aquí un poema esperando pasen un merecido y descansado fin de semana.



A UNAS MANOS VACÍAS

Caen las manos lentas,
a través del cristal de las sombras
desde el efímero cuerpo que las sostiene
hasta el ataúd de una almohada que cobija el frío.
Y descienden despacio, imperceptibles,
como olas cubriendo un cuerpo de arena
hasta los orígenes de tu aroma.

Así, desbordadas de silencios,
se deshojan claras y húmedas
sobre rostros desnudos de sueños.
Y comienzan a palpitar bajo la piel,
a elevar los gritos de su andanza,
y cuánto más avanzan
más hondo se respira desde ahí la vida.


Entonces comprendo vida mía,
que soy fuente que brota en la alborada
cuando me abrazo a tu imagen
y me duele tu ausencia.
Que soy fiel como el tacto que te implora
sobre el sepulcro de una cama vacía.

Y caen estas manos, caen,
perdidas en la oscuridad
e inmersas en las sombras permanecen
como si fuesen de piedra,
esperándote,
como un ángel desalado esperara la aurora
para que sobre la luz renaciera.

Entonces cierro los ojos
y repito tu nombre,
porque me asusta verme a mí misma
temblorosa y prisionera.
.
.
.






0 comentarios: