24 mayo 2004

"MI" REALEZA


Aquí en México no tenemos “realeza”, lo único relativo a la realeza de nosotros los mexicanos es el “trono” que usamos todos los días y a cada rato, pero fuera de ahí no tenemos ni la uña del pié, ni una pestaña ¡nada!

Allá en Inglaterra se cae Guillermo del caballo por tarugo y saldrá el vocero a contarlo y luego en todo el mundo repetirán los periódicos el desperdicio de tinta. Aquí se cae el susodicho de la bicicleta y se rompe la nariz y nadie, ni siquiera los vecinos, ni los que estábamos a un lado volteamos a mirarlo.

Pero hoy me emperifollé, me quité el delantal porque la ocasión lo ameritaba. Fui a la boda de Felipe (ese que nunca le ponen apellido) y Letizia con z. Ahí estaba yo entre los invitados del palco que queda atrás del monitor y la veía caminar, con una sonrisa fingida pobre mujer, será que sospechaba que el caminito pa lante le iba a traer uno que otro dolor de cabeza. A esta mujer, le va a pasar lo del susodicho pero a la inversa, ni un pedo se va a poder echar sin que salga publicado a 4 columnas en los principales diarios: Princesa Letizia no pudo contener más y dejó salir con toda delicadeza un aire soplado por el trasero que inundara de gloria nuestro palacio real.

Yo elegí ser una don nadie, hasta el susodicho como perro cuando come me desconoce. Soy yo, sin títulos de nada y la único título de nobleza que me cargo es el de ser autora de este Recetario que jamás será leído ni por Letizia, ni por Sofía.

0 comentarios: