09 mayo 2004

FELÍZ DÍA DE LAS MADRES







Voz del silencio paraje del tiempo,
acordes que habitan en mi sangre, ¡Tan tuya!
Orígenes que deshojan los confines de mi pecho –sobre el tuyo-
en un cálido murmullo, donde cónclave mi lecho
las palabras se pronuncian, como si fuese un resuello,
una luz se brinda a una mirada que aún no poseo.

Y habrán las golondrinas de llegar al puerto
con la vida sostenida sobre los bemoles del viento.
Tus brazos, los míos, mi cuerpo, el tuyo,
lunas de medianoche, calles de mi pueblo,
gemidos de primavera en los jardines de la creación;
suficiente para empezar,
suficiente para terminar.

Y después, arropada de manantiales,
escuchará Dios, lo sé,
los gritos de tus manos,
los costados de tu pecho,
y germinada la pasión entre tus brazos,
besará tu frente, como yo lo he hecho tanto.

        - Mamá, gracias por darme la vida –


María del Carmen Iglesias



0 comentarios: