09 julio 2010

¿COMO TE HICISTE NOVIA DEL SUSODICHO?

La culpa la tuvo una muela del juicio que fue justo la que me hizo perder el juicio. Todo por que me agarró un dolorón de esos que te volteas de cabeza en día Domingo. Fui a ver a mi amigo Cabañas que en ese entonces estaba empezando a estudiar pa dentista a ver si veía que tenía y me mandó a sacar radiografías pero era tal mi dolor, que no podía esperar a que me radiografiaran nada y el único dentista que conocíamos era el susodicho, que vivía al otro lado del mundo.

Convecimos al susodicho de que me recibiera y atravesamos la ciudad mi mamá y yo. Me acuerdo que estaba acostada en el silloncito ese y el susodicho tomaba el aparatito que suena zzzzziiiizzzzziizizziziziziz que no más de oírlo se te acalambra hasta el Polo Norte, pero cuando se me acercaba y le veía los ojos verdes que tiene el susodicho, se me empezaba a acalambrar pero el Polo Sur ¡qué cosa!

Entonces el susodicho me llamaba quesque para confirmar la cita siguiente y nos colgábamos las horas en el teléfono y de ahí fue que empezamos a salir al teatro, al cine hasta que se me declaró. Por eso ahora que le puso los brackets a la Lady y ella estaba duro y dale que ya quería que se los quitara, que estaba harta iba y la pellizcaba a la escuincla esta, qué se está creyendo ¡pos esta!

Que de haber sabido que no quería aprovechar al dentista gratis me hubiera casado con un ginecólogo y ahí estaría haciéndome el papanicolao todas las semanas ¡faltaba más!

Tones pa los preguntones aquí

1 comentarios:

Anónimo dijo...

BUENO!! PERO COMO ME HE REIDO, FELICIDADES!! TE DESEO MUCHA DICHA.
P.D. ES QUE CON TANTA AGITACION EN LOS POLOS YA ENTENDI PORQUE LOS TERREMOTOS EN CENTROAMERICA.