28 abril 2009

DOS QUE SON DE MALA INFLUENZA

DOS QUE SÍ SON DE "MALA INFLUENZA"


El hooligan entra a la cocina ayer en la noche que estaba lavando los trastes antes de irme a dormir y me dice: ¿Oye mamá, y por un beso se contagia la cosa esa de la influenza?

Me sequé las manos en el delantal y me lo llevé a la mesa, porque cuando un hijo pregunta cosas de esas es que trae un hervidero de hormonas adentro peor que palomitas en el microondas.

Yo no quería que se metiera nadie en la conversación, porque el susodicho de primeras se empieza a burlar y la Lady tiene boca de verdulera que segura alguna corrientada se le sale, por eso les hice ojos de pistola que ya saben que significa que cuidadito y dicen algo.

-Mira mijo, los virus son como en las computadoras, - le dije muy tecnológica porque se ve que los chiquillos de hoy con tecnología de por medio todo entienden, -se ponen lentas o se empiezan trabe y trabe ¿te acuerdas que así estaba la computadora? ¿Y qué nos dijo el técnico?: Que tenía un virus la compu, o sea que medio sirve pero por dentro está toda jodida.

Y el hooligan me veía muy interesado, ni pestañeaba el pobre.

-Y en un descuidito le mando un mail a alguien y se infecta por culpa del mentado virus y a ese alguien le llega y zácale, se le infecta también y así se va haciendo la cadenita, igual con el virus este de la gripa porcina, si ves a alguien infectado y te saluda te la pega, PEOR si la besas, pro-hi-bi-do ehhhh! - Le dije muy incisiva en eso.

-¿Porcinaaaaaaaaaaaaaa? - me pregunta bien intrigado.

-Así le pusieron que porque viene de los puercos.

-Pues que se cuide mi papá - grita muy sarcástica la Lady desde el otro lado la muy grosera.

El susodicho gruñó un poco, pero no dijo nada porque andaba metido viendo los resultados del fútbol.

-Pero dime mijo, ¿estás pensando en besar a alguien? - le digo bajando la voz para que sienta que hay más confianza y es cosa entre él y yo.

Y en eso se aparece la Lady gritando "Jaaaaá todavía no se lava los calzones y ya quiere besar niñas jaaaaaaaaaaá!" bien burlona la condenada escuincla.

Y el hooligan que de por sí es de mecha corta, explota luego luego y le contesta: "Pues ni modo que quiera besar niños idiota!" y empieza el pleitazo que tuve que ir de referí a ponerlos a cada uno en una esquina y nada más se veían y hasta espuma por la boca les salía a estos, como dos perros rabiosos.

En eso como bestia furiosa se levantó el susodicho y zácale, les repartió un sape en la cabeza a cada uno. "A ti por decirme puerco y a ti por andar de calenturiento"

Ay de veras que no sé qué voy a hacer con estos escuincles todos estos días que estamos en "arraigo domiciliario" por culpa de los bichos esos, sin son más infecciosos estos dos que tengo en la casa.

VOY POR MIS VALIUMS!!!!




0 comentarios: