20 septiembre 2008

UN SÁBADO DE PAELLA

UN SÁBADO DE PAELLA

Fiuuuuu fiuuuuuu hay alguien en casa? Ayyy es que no están para saberlo pero ¿qué creen? Al susodicho le cayó bien el festejo del aniversario que desde ese día anda como sedita el hombre, a todo dice que sí, no refunfuña de nada, con decirles que el hooligan le pidió que si le compraba una revista de fútbol en el súper y le dijo que sí y eso que en la vida suelta un peso el hombre y Lady Pubertiana le dijo ayer que se iba con los amigos y no le salió espuma por la boca como cada viernes, que ya es decir!

Me acaba de decir que invite a Ken Li, el sobrino chino de la Güera Ruvalcaba, que porque le va a enseñar a ese chino lo que es preparar algo rico y se acaba de ir a comprar todo para preparar paella.

Solo una vez ví al susodicho preparar la paella con esas ganas que se trae ahora, aunque esa vez fue para festejar que en el ultrasonido le vieron la antena parabólica al hooligan que ya venía en camino, estaba feliz nada más de imaginarse que iba a tener con quien aplastarse a ver el fútbol por que a Lady Pubertiana solo le gustó el futbol cuando descubrió al tal Cristiano Ronaldo ese que la trae babeando los tapetes de la casa cada vez que juega. No como ahora, que sus ganas son no más por restregarnos en la cara que ningún chino le va a venir a presumir su comida oriental.

No sé cómo vaya a terminar todo esto pero me voy a poner el mantel en la mesa y los platos y el lunes tempranito les vengo a contar. Mientras tanto ¡Que Buda nos agarre confesados!



0 comentarios: