16 abril 2008

VIVIR FUERA DE LÍNEA

VIVIR DESCONECTADO


Que no me oiga el susodicho, más bien que no me lea porque va a estar como mosquito a medianoche moleste y moleste con que soy una adicta pero qué cosa tan más espantosa es estar sin computadora, apenas una prueba el primer mundo y de repente se nos acaba así como así sin avisar siquiera. Lo bueno es que ya conseguí una y de aquí no me muevo hasta ponerme al corriente y no es que seamos chismosos ehhh, no mas somos comunicativos ¡faltaba más!

Y claro que no lo reconoce nadie, pero en esta casa todos son adictos a la computadora hasta el hooligan que se puede expresar mejor en el chat que en sus cuadernos de la escuela porque su letra no la entiende ni Dios mismo, ¡ay pobre escuincle! De repente quiere apuntar la tarea y llega emocionado diciendo que le salió la letra Arial igualita a la de la compu y cuando voy viendo ¡qué horror! Terminamos llamándole a algún compañerito para que le vuelva a dictar la tarea.

Y qué les digo de la Lady Pubertiana, anda perdida, como si se le hubiera muerto alguien. Dice que tenía un novio de Chile y que estaba guapo y que por culpa de la maldita computadora se va a quedar solterona ¡háganme favor! Ya le dije que primero se consume lo que el país produce ¡pos esta! Por eso el país está como está.

Y no se diga el susodicho, desde el primer día que ya no quiso prender la computadora se mimetizó en la televisión y se la vive viendo a un dichoso Doctor House y anda de un insoportable que no vieran. El hooligan viene y dice que tiene comezón y el susodicho se para como resorte a apuntar en un pizarrón síntomas y síntomas que ni el entiende hasta que le pego un grito diciéndole que su diagnóstico dermatitis atópica grado uno está mal, lo que tiene este escuincle es mugrositis aguda grado tres y con una enjabonada se le quita.

Ay no no no, yo no sé que vamos a hacer en esta casa sin computadora, ahí nos ven sentados en la mesa mirándonos las caras largas sin nombrar nada que tenga que ver, con decirles que ni aunque estemos muertos de calor nadie pide que abran una ventana porque luego luego nos entra un nudo en el estómago que no vieran.

Oigo pasos así que ya me voy, que si me encuentran usando esta computadora empieza la guerra peor que la de Irak, mejor voy a ver si mi Doctor House encuentra la cura para vivir desconectado…

0 comentarios: