31 agosto 2007

POR SI TE DA UN ENFRIAMIENTO EN EL BRAZO...

POR SI TE DA UN ENFRIAMIENTO EN EL BRAZO...


Ayer que veníamos del super cargados de bolsas al susodicho se le cayó justo la que traía el cartón de huevos ¡ay Dios si ganas de matarlo al hombre con la prisa que tenía! Todavía dice el cínico que le falló la coordinación, si cuándo en la vida se ha visto que a un dentista le falle la coordinación ¿cómo para que saque una muela del juicio en lugar de un canino? Naaaaaaaaa a mi que no me venga con sus cuentos, lo que le falló fue el tino, por que en lugar meter la bolsa a la cajuela del coche la echó al piso así como así y todo por andar viendo a una vieja lagartona de mini-mini-mini faldita que venía bajándose del coche de junto.

-Ya te ví ehhhhhhh! No andes de libidinoso – le dije y me le acerqué a darle un pellizco de esos que son breves pero que te duran todo el día, para que se acordara que no hay que estar de ojo-alegre ¡pos este! Pero ahí donde ven estaba tan embobado que ni cuenta se dio, es más ni siquiera volteó, ni se sobó el brazo como siempre.

-No soy libidinoso, soy admirador de la belleza femenina – me contestó hasta en tono poético que le salió al condenado.

- ¡Já! Hazme favor, si admiras la belleza femenina eres un caballero, pero si se te salen los ojos admirándole las piernas a la de junto eres un lagartón ¿me oíste? – le decía justo cuando pasa mi vecino guapísimo del Mercedes y se estaciona ¡qué bruto! Con el coche flamante como de revista y la camisa bien planchada y ese porte que tiene de galán de cine que qué bárbaro. ¡Ay Dios! Respiré tres veces para adentro y solté el aire despacito para que no se notara mi concentración yin-yan igualito como le hace el maestro de yoga del programa de la mañana y como caballo en el hipódromo, me subí al coche sin voltear a verle ni un pelo.

-¿Y las llaves? – le pregunto al susodicho que ya había terminado de babear.

-Las traes tu.

-Te las regresé- le dije y en ese momento me acordé que sí las traía yo, ¡ayyy y ahora dónde las dejé!

Ya estaba a punto de morderme las uñas cuando el susodicho va y abre la cajuela y ¡zácale! ahí estaban. Se me cayeron en el segundo respiro de concentración para no voltear a ver que mi vecino guapísimo se puso hoy la chamarrita azul esa que le sienta tan bien. En eso el susodicho se voltea y me dice que le duele el brazo y hasta le sobé al pobre.

-Te haz de haber pegado con algo mi vida. – le digo.

Y todavía me dice que a lo mejor fue un enfriamiento ¡Já! Ya ni lo saqué de dudas, mejor le pasé su suéter para que se lo pusiera, no fuera a ser que con otras piernas se le fuera a repetir el enfriamiento.


Ahhh por cierto, dice mi amigo del
Elbowdromo Digital que hoy se celebra el día del blog y que menciones 5 blogs que recomendarías, pero yo no puedo 5 porque mis favoritos son todos estos que están enlistados a su izquierda, así que me perdonen y a ver como le hacen, pero de tarea se los leen todos ¡faltaba más!

Y eso sí, FELIZ DÍA INTERNACIONAL DEL BLOG!!


PD - Yo también recordé a LADY DI
.

1 comentarios:

Enigma dijo...

Ok pues atrasadas pero felicidades por el dia del blogero y del enfriamiento, pues que te puedo decir? nada mejor que una cervecita (no tan fria) viendo que gano el Pumas (Animas y eso por la lesion del portero) y unos cacahuates al sillon cual servicio a su majestad Susodicho Primero

Dos dias asi y esta como nuevo.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra