24 julio 2007

REGRESANDO DE LAS VACACIONES

REGRESANDO DE LAS VACACIONES


¡Ya volvimos! Tengo un alterón más alto que el de la ropa de cosas que contarles, pero les juro que hay algo raro en el ambiente, como que algo cambió y ni cuenta me di a qué hora.



Primero: El susodicho anda como sedita, ahora resulta que él, que no entendía nada de la tecnología, me manda mensajitos por el celular como si fuera un escuincle, bueno al menos él no abrevia todo lo que escribe y me pone que me extrañó, que si se me ofrece algo y hasta 30 recados que no más dicen “Te amo”. Nada más les digo que apenas me fui a lavar ropa y cuando regresé me encontré un alterón de recaditos que hasta al celular le sale humo.



Segundo: Regresó mi adorada Sofiringa quesque porque no le gusta eso de andar hablando en inglich y se le traba la lengua y que ya se aburrió de jugar a dígalo con mímica con los gringuitos esos y Lady Pubertiana no se ha vuelto a quejar de que le hacemos su desayuno a la Sofiringa y a ella no y eso que estaba a punto de ir a pararse en medio del tráfico quesque para hacer una manifestación a favor de los derechos de los desayunos que los padres les preparan a los hijos , es más con decirles que ayer hasta le guardó el último pan que quedaba. Yo creo que ya por fin entendió que a la Sofiringa nadie me la puede hacer enojar ¡faltaba más!


Tercero: El hooligan se trajo un virus de la playa que le provoca un mal en la lengua, el caso es que el escuincle no ha parado de hablar sin parar desde que llegó, ¡qué les digo! Ni traga saliva el pobre, parece barraespaciadoratrabada. El susodicho me dijo que le diera Tempra pero nada, con decirles que hasta le di una cucharadita de Dramamine porque a lo mejor lo que se le mareó fue la garganta pero ni así y si nos vamos y lo dejamos se hace peor porque entre más pasos da uno más le sube al volumen y se pone peor. El caso es que llevamos todo el santo día como zombis de tanto que dice que ya ni le entendemos al pobre, nos turnamos el susodicho una hora él y otra yo y hasta ya le ofrecimos más paga a la Sofiringa con tal de que se sentara en el sillón a oirlo.

Mañana les cuento con más calma porque tengo que ir a levantar el tiradero de danoninos que AL-GUIEN dejó en la cocina y ya ni pregunto quién se acabó el tequila ehhh, el susodicho no se ha dado cuenta pero espérense al domingo que le llegue la hora feliz y que dios nos agarre confesados.






.

1 comentarios:

cielo azul dijo...

Pues bienvenida de tus vacaciones!!!!

Y que tierno el susodicho, se nota que te extraño...

Con el hooligan espermos que se le pase pronto!!

Un abrazo, ya te extrañaba...