31 julio 2007

¡LO QUE NO HARÁ UNA POR LA COMODIDAD DE LOS DEMÁS!

¡LO QUE NO HARÁ UNA POR LA COMODIDAD DE LOS DEMÁS!


Ya volví, les tuve que comprar un juego del X-BOX nuevo a los niños para que se idiotizaran una hora y me dejen escribirles, pero es que con esto de las vacaciones, del regreso de la Sofiringa ¡bueno!

Y es que ustedes no están para saberlo pero le tuve que ir a comprar un uniforme a la Sofiringa, que porque “Se siente como retrato” dijo la muy desdichada. Aquí entre nos, al fin y al cabo nadie más se entera, tuve que asaltar al susodicho allá en su libro viejo del cajón donde guarda el dinero y piensa que nadie sabe y hasta le saqué un billetito a la alcancía del hooligan todo porque ahora que estuvimos en la playa, estábamos acostados en los camastros de lo más relajados, con la brisa del mar pegándonos en la cara y el atardecer cayendo, ¡unos paisajes que no vieran! En eso la Sofiringa me dijo que se iba a meter al mar y que así le echaba ojo al hooligan ¡Válgame Dios! Se para del camastro y se quita el pareo (ese que ni por equivocación me quito yo de la vergüenza de andar asoleando los excesos de carne) ¡casi me quedo sin respiración! y el hooligan peor, hasta que le dí un pellizco al escuincle libidinoso, pero es que la méndiga Sofiringa un cuerpazo la mujer que dios guarde la hora, (sí ya se que se dice corpazo, pero les juro que éste era un CUERPAZO): cinturita de avispa, unas bubis que ni pagando prótesis de esas que no se revientan en los aviones, glúteos firmes y ni un gramo de grasa la desgraciada. Y ahí se suelta corriendo igualito que en el programa ese de los salvavidas de trajecito color rojo que se ve que levantan la arena con los pies y el aire les mueve el cabello, pero a los ingratos nada más se les mueve eso.

Yo ya no dije nada, es más al hooligan lo tengo amenazado que no comente nada, como si este día no hubiera estado en el calendario y le compro otro jueguito del x-box, por eso es que la pobre Sofiringa necesita su guardarropa extra large nuevo, digo…algo flojito que no le estorbe cuando ande barriendo, que todos estos sacrificios los hago para su comodidad y ahí de ella si se le ocurre quitárselo ¡faltaba más!


.

0 comentarios: