15 junio 2007

GELATINAS ANTI-ZAPATOS NEGROS

GELATINAS ANTI-ZAPATOS NEGROS



Lady Pubertiana entró ayer a la cocina mientras preparaba una dichosa gelatina quesque muy light que nos mandó la nutrióloga.

-¿Qué? – le digo por que siempre que anda volando en círculos como mosca alrededor de una es que algo trae.

Y me empieza a preguntar cosas, que si cómo sabes si en realidad te gusta un muchacho, que si ese podrá ser el bueno y así. De repente una no sabe explicarle bien a los hijos, más cuando me pongo a pensar que yo pasé de jugar a las Barbies a jugar con un Kent panzón que no traía de accesorio un Mercedes rojo, este nada más venía con sus cacahuates japoneses.

-Es que siempre estoy con el y platico muy agusto – dijo Lady Pubertiana.

Eso puede ser el primer síntoma, así que le empiezo a mover rápido a la grenetina para que se disuelva mientras ella seguía contándome que si se prestaban, (ahí fue cuando casi me quemé un dedo hasta que terminó de decir que lo que se prestaban eran los lápices fiuuuuu).

En eso sonó el teléfono y era el galancito ese que le mueve el tapete a esta escuincla. Ya que cuelga dice que le llamó para preguntarle que qué se pone de ropa para la fiesta de fin de curso de hoy en la noche.

-¡Válgame! Ese es.

-¿Es qué?

Y así en color sepia, me acordé del susodicho cuando recién éramos novios y llegó a hacer la visita de novios con sus pantalones de mezclilla, calcetas blancas y mocasines negros. Cuando lo ví lo primero que pensé fue que le faltaba el guante brillocito ese para ser la versión rellenita de Michael Jackson pero en color pálido, pero ni como decirle a un novio ¿no? Claro, ya después en cuanto te casas lo primeritito que hace una es tirarle las calcetitas esas a la basura y luego le inventas que quiensabecomo se las tragó la lavadora. Ya luego se educan y te preguntan qué se ponen. Pero este muchachito ya viene aleccionado, buena señal, está aprobado por la suegra.

-Eso sí, - le dije a Lady Pubertiana mientras vaciaba la gelatina en los moldecitos, -al primer mocasín negro con calcetita blanca me lo cortas ehhh.

-¿Por qué?

-Por que soy tu madre oíste.

Y ya se sabe que cuando una acaba con esa frasecita se acabó cualquier discusión. Eso le decía hasta que en el noticiero pasaron al Príncipe Felipe quesque fue campeón de veleo en España ¡qué bruto! Un maniquí el hombre: guapo, bien peinado, de un refinado que se veía, para complementar altísimo y delgado, hasta los ojos le combinaban con el azul del mar, perfecto el hombre ¡PER-FEC-TO! Justo cuando pone un pie fuera del velero para que lo feliciten los demás miembros de la realeza ¡zácale! mezclilla con calcetita blanca y un mocasín negro.

-¡Apágggggame esa televggggggisión! – le grito casi atragantándome con la saliva.

-¿Ay por qué?

-Que por que soy tu madre.

Y se fue viéndome con cara de que me va a ir a inscribir al San Berardino.



¡Ashhh no hay justicia en el mundo de veras!




0 comentarios: