23 mayo 2007

CLASES DE YOGA EN LAS MAÑANAS



CLASES DE YOGA POR LAS MAÑANAS





En la mañana me quedé tomando el café mientras veía en la televisión a un hombre para variar un poco greñudo el y para colmo haciendo yoga ¡qué bruto! Traía unos pantaloncitos entallados como de esos tipo mallas y se va quitando la playera negra ¡bárbaro! Un estómago de lavadero que dios guarde la hora. ¡Ay Dios! Estaba como para enseñar cómo hornear el pan, no para ponernos a las señoras a enroscar las piernas sin gritar. Ya después de que se acercó a una silla y empieza a retorcerse como lombriz con sal, ¡una flexibilidad el hombre que parecía resorte! Me acordé del susodicho que se tiene que sentar en la cama para quitarse los calcetines porque en la vida ha podido alcanzarse un pie. Después le pasan la voz suave, con una música según dijo era música Zen, igualita a la del Flautista de Hamelín pero ésta en vez de hipnotizar ratas, hipnotiza señoras que ven la tele en las mañanas. Para estas alturas ya no sabía si remojar una galleta en el café o irme a echar un regaderazo de agua helada ¡qué cosa!

Al final ya no le entendí si había que subir la pierna izquierda sobre la derecha y echarse para delante o estirar los brazos y luego las piernas, nada más lo escuchaba decir suaveciiiiito suaveciiiiiiiiito:
“Intenta ejercitar una aceptación desinteresada en todo momento con respecto a todo lo que experimentes.”

Pro eso cuando volteé y ví que al lado mío estaba preparando el desayuno uno que no sabe ni jota de yoga, mucho menos puede enroscarse a más de 30 grados (uyyy lo maravilloso que fuera que alcanzara al menos unos 60 grados), pero ejem…estem…. al menos todas las mañanas me prepara un café con leche y me lo lleva esté donde esté, y aunque le diga misa porque nos cortaron el teléfono tiene un don de concentración para desconectarse del exterior y no escuchar mi voz que ya la quisiera el maestro de yoga para un día de fiesta. Por eso aunque tenga ganas de matar al susodicho, y luego secuestrar al maestro de yoga voy a poner en práctica todo lo que dijo, claro sin enroscarme tanto pero de algo ha de servir ¿no creen?



¡Ayyyy lo que no hará una por tomar café caliente en las mañanas!


.

0 comentarios: