16 febrero 2007

LA BUENA EDUCACIÓN DEL HOOLIGAN

LA BUENA EDUCACIÓN DE MI QUERIDO HOOLIGAN

Que le salga a una un hijo que no se baña se entiende, hasta el susodicho quería abrazarlo ahora que llegó tan bajo el recibo del agua, que le salga a una un hijo que se la pasa trepado en los muebles también se entiende, mil veces le dije que no se obsesionara con la película del Mowgli ese, pero cuando llega un recado de la maestra como este, que ya de por sí me manda un día sí y otro también, ¿qué se hace?



Luego luego me fui a darle un coscorrón ¡pos este!

-¿Qué significa esto?, ¿Cómo que le eructas en la cara a otro niño? Además de grosero, eres un cochino! – le decía al hooligan así de un solo tiro sin espacios ni comas, de un solo respiro.

- Es que le dí las gracias má.

- Más bien el otro fue el que le dio el golpe – gritaba desde la otra recámara Lady Pubertiana, que nunca escucha nada según ella pero bien que está en todo.

-Es que dicen que en Arabia y China entre más fuerte eructas, más agradecido eres, o sea que es de buena educación – decía el hooligan muy didáctico.

-A mi me vale escuincle, estás en México y aquí el que eructa es un puerco asqueroso, no un bien educado.

Siendo así, ¿qué le dice una? De todos modos le jalé las orejas y lo medio amenacé. Eso mientras no nos vengan a globalizar todas las cochinadas que hacen estos para justificarse, aunque bueno... al menos mi querido hooligan eructa con fundamento ¡faltaba más!


.

1 comentarios:

Lula dijo...

Discúlpame pero perdóname amiga... yo creo que la verdad, debes más bien de sentirte ORGULLOSA, de tener en casa a un auténtico, único, y original Hooligatépetl, que hace erupción...

Digo, no cualquiera ¿eh? ;-)

Saludos