11 octubre 2006

YO TAMBIÉN JUEGO

YO TAMBIÉN JUEGO


Hoy me levanté peor que si yo fuera una momia de Guanajuato entre que traía unas ojeras espantosas y el té que mi abuelita decía que si quiero que me de sueño lo tome tanto en la noche después de merendar, fui a despertar el hooligan, pero el hooligan como muerto, fui a despertar al susodicho, pero el susodicho igual de muerto, fui a jalarle las patas a Lady Pubertiana y la escuincla peor que zombie. Son las 7:39 de la mañana y por supuesto la escuela ya la cerraron hace 20 minutos, fui y les dije en el oído: "Ya son las 7:20 y el Profesor Edgar seguro ya cerró con 3 candados y remachada la puerta negra" Ay no, perdón esa es canción, pero lo que sí es que mientras esta familia ronca a pierna suelta ya hay alumnos estudiando y otros hooligancitos haciendo su exámen de ortografía.

A ver qué hago cuando en el futuro el fodongo del hooligan por no ir a presentar ortografía le escriba a su novia: “¿Te quierez cazar con migoh?” Y del susto me lo regresen, ay no no no no, en cuanto se levante lo pongo a estudiar ¡faltaba más!

Eso creí hasta que ví en la computadora los recaditos de las amigas de Lady Pubertiana, que para empezar ahora se dicen amiwas:



¿Se dan cuenta? Digo, yo llevé a esta escuincla con la nutrióloga para que no comiera pan, no para que se comiera las letras, así que en este mundo de ahora donde esazz ksas tan out, habrá que inventar otras que sustituyan a las que antes te removían hasta los calzones, aunque la condenada Lady Pubertiana se burle a carcajadas diciendo que “eso ya no existe” ¡válgame la calamidad!

Por eso les propongo un juego, de esos que en estos tiempos de rutina y acelere ya no existen, quien quiera que le mande una carta escrita así, con tinta y papel como cuando en aquellas épocas dedicábamos un rato a sentarnos en un escritorio y sobre un papel escribíamos y ni a quien le doliera la mano, no como ahora que está tan acostumbradas a apachurrar teclas y tomábamos un sobre y con salivita lo cerrábamos y acaso algunas veces hasta le echábamos adentro fotografías o alguno que otro detalle para sorprender a nuestro destinatario, mándeme su dirección a:
marycarmen_2@hotmail.com con el asunto: "Yo también juego" (pa no borrarlos) que juro por Dios no poner esazzz kosassss, así que si alguien se anima ya saben que para pronto les escribo, que quiero demostrarle a la incrédula de Lady Pubertiana que todavía existe y existirá por siempre esa emoción de esperar al cartero ¡faltaba más!


.

0 comentarios: