30 octubre 2006

CONSEJOS PARA LA TÍA PATRICIA

CONSEJOS PARA LA TÍA PATRICIA


Ay de veras que o uno se hace más viejo y menos tolerante o es que los escuincles de ahora como toman todo light, nada más les cae azúcar de un huevito kinder en el estómago y le inflaman los huevitos profesionales al papá ¡qué horror! Y es que todavía no terminaba el susodicho de doblar las quesadillas en el comal para merendar y ya estaba estirándose para darle con la pala al hooligan.

Lo bueno de todo es que el hooligan todo lo que tiene de cochino lo tiene de rápido para esquivar y para colmo salió un poco sordo el pobre, cuando el susodicho ya casi morado del coraje le gritó “Te estás en paz monigote” y el pobre escuincle se puso feliz por que dice que su papá le dijo “Te estás en paz Don Quijote” ¡No se puede de veras!

Yo ya le dije al hooligan que se tranquilice por que ya no voy a intervenir cuando su papá se engendre en la Nana de Guanajuato porque en una de esas esquivadas del hooligan el palazo me cae directo a mí y yo sí lo mato al hombre y a esta edad no estoy para vestirme de negro.

Y para colmo mi hermana Patricia que siempre llama a media batalla campal. A mí que siempre me pregunta que cómo le hago para tener tanta paciencia, que cómo le hago para que mis hijos se porten tan bien y no se estén matando, y a mí se me inflama el ego y le suelto un montón de consejos que he escuchado en los Diálogos en Confianza del canal once como si fueran míos y ya nada más le digo “Espérame tantito, me voy a cambiar de extensión por que no se oye bien aquí” y ella que ni remotamente se imagina que me cambio por que el “tal ruidito” es el "Auuuggggggg" de que Lady Pubertiana está ahorcando al hooligan.


Ya después de 15 minutos que le conté cómo aquí mis hijos viven en total armonía, cuelgo y le quito la pala al susodicho, por que ahora me toca a mí perseguir a estos dos para que entiendan que cuando hablo con la Tía Patricia se tienen que amar, y ya después que cuelgue que corra la sangre ¡faltaba más!

.



0 comentarios: