08 septiembre 2006

ANIVERSARIO DE LA MUELA DEL JUICIO

ANIVERSARIO DE LA MUELA DEL JUICIO



Ay cómo se va la vida ¿verdad? Ya mañana es Sábado 9 de Septiembre y el susodicho y yo cumplimos 17 años de cazados así con ‘z’.

Me acuerdo que recién conocí al susodicho, que como sabrán es odontólogo, fue por culpa de un dolorón de muela que no aguantaba y cuando me tocó ir a consulta perdí el juicio, el de la muela que me sacó y el de la cabeza cuando me decían en la casa que dónde diablos se había visto que alguien se colgara en el teléfono con su dentista horas y horas quesque para confirmar la próxima cita.

Pero era para que hubieran estado ahí para entenderme; ahí sentados en el sillón del dentista con un miedo del diablo y cuando se me acercaba y me decía “Escupe” con esa voz suave señalándome la bandejita esa que le corre el agua yo ya iba babeando desdesdenantes, más cuando lo veía con su bata mal planchada y esos ojos verdes que me traían de un ala. Luego me acercaba el aparatito ese que suena espantoso y se me ponía la piel chinita pero no del susto ni del dolor, sino de verlo a tan poquitos centímetros.

Después vino una que otra invitación a salir y en una de esas fue cuando me dijo: “Ya estoy grandecito para andar con eso de los noviazgos” y tragó saliva mientras a mi se me caían los chones (en sentido figurado por que el literal vino después) y mirándome fijamente dijo con la misma voz del “Escupe”: “¿Te quieres casar conmigo?” ¡Ay Dios! Yo con una emoción le dije que “Sí” y es que estarán ustedes de acuerdo que no a cualquiera se le declara el dentista.

Por eso cuando Lady Pubertiana estaba duro y dale que no se quería poner los frenos, le jalaba las orejas para que entienda los sacrificios de su madre, si no para eso me hubiera casado con un pediatra o con un abogado ¡pos esta!

El resto de la historia ustedes la han ido conociendo a través de todos las anécdotas del Recetario y sépanlo bien que cada uno de ustedes que pasa por aquí y se detiene en algún momento del día para leer, forma también parte de esta familia y de nuestra historia y hasta de los frijoleiros que no se han de perdonar en estas celebraciones, ooooooohhhh si !


.

0 comentarios: