01 junio 2006

SER EGOÍSTA ES DE MALA EDUCACIÓN

SER EGOÍSTA ES DE MALA EDUCACIÓN


No es por intriga-a-a-aa-a-a-a-ar, no es por intrigaaaaar pero ayer llegó el susodicho de un insoportable que Dios guarde la hora, hable y hable por teléfono que si la paloma menganita marcó a tal hora entonces ganó, o que si la de sutanito llegó 10 milésimas de segundo más temprano. -Abro paréntesis, (lo odio a este hombre, a mí en la vida me espera con tantas ansias el desgraciado)- cierro paréntesis. Después empieza como la niña del exorcista a retorcerse por el teléfono, que cómo es posible que lo pida, que no se lo prestes, que no es época…qué se yo, y remata enredándose en el cable del teléfono ese que les conté que parece chino africano puras vueltas y vueltas como papel higiénico diciendo como niño chiquito “No se lo presto, no se lo presto”

Todavía hasta el hooligan que se cuelga de cualquier pretexto se volteó señalando a su papá diciendo, “Ya ves a quién salí que yo no quiero prestar mis estampitas del álbum del mundial ehhh ehhhhh!”

-¿Que no prestas qué? – le digo muy intrigada ya cuando colgó.

-Es que fulanito quiere que le preste al macho reproductor ¡hazme favor! – me dice mientras se iba saliendo de la casa echando pestes.


Y así ya me quedé tranquila porque oíganme, estarán ustedes de acuerdo que de pronto dan ganas de tener plumas e ir derechito a la casa de mi vecina a pedirle prestado a su guapísimo macho reproductor del Mercedes Benz ¡total, nada más me reproduzco y se lo devuelvo! Si tampoco se trata de quedarse con las cosas prestadas ¡faltaba más!

¡Ahhhhh cómo hay gente egoísta en el mundo de veras!

.

0 comentarios: