26 junio 2006

MÁS VALE BUEN POR CONOCIDO...

MÁS VALE BUENO POR CONOCIDO...


Qué nervios, pero quéeee nervios los del Sábado con el dichoso partido qué horror entre los gritos del susodicho que el Domingo todo lo hablamos con señas porque el hombre se quedó afónico y que yo cerraba los ojos cada vez que pateaban el balón ya casi quedamos infartados en esta casa. En la vida había visto al susodicho tan emocionado, ni siquiera cuando le dije que iba a ser papá había brincado tanto. Luego sale con que está muy cansado, bueno…hay que pensar que dirigir a un equipo desde el reposet mientras chupa y chupa como ladrillo nuevo también cansa ¿no?

Pero aquí entre nos he de confesarles que disfruto verlo, y sus gritos y su emoción y hasta las groserías que le aventó al tal Borgetti. Luego luego me acordé de una novela que leí hace tiempo que escribió un tal Mauricio Sanders que decía un fragmento cuando le decían a una señora que se llamaba Hortensia que se divorciara del pelado de su marido, que era la versión susodicho pero en literatura, “No me voy a divorciar, nunca, por dos razones. Primero, quiero que mis hijos tengan padre, aunque sea éste que tienen; y segundo, porque este hombre un día va a ser viejo, y va a necesitar acordarse de que alguien lo quiso, así como era.”

He dicho.

P.D. – Voy a peinarme, por que donde al susodicho se le ocurra prenderle a la computadora y entrar al Recetario puede que le renazca el amor por los frijoleiros y en ese caso hay que estar presentable ¡faltaba más!


.

0 comentarios: