14 junio 2006

EL ENCANTO DEL SPAM

EL ENCANTO DEL SPAM


Yo no sé de veras en el mundo cibernético qué se piensan, pero ayer que abrí mi correo no había uno solo, bueno, más los que me manda mi amiga la Reina del Forward con puras reflexiones power point, pero eso sí, el correo no deseado más atiborrado que el canasto de la ropa sucia ¡qué cosa!

Todos los santos días me llega uno para que se me alargue aquello, ¡Dios de mi vida! Ya me busqué bien y les juro que no tengo aquello pero estos duro y dale siguen mande y mande. Yo creo que los voy a empezar a reenviar a algunas de mis amigas, a lo mejor con el tiempo hasta me lo agradecen. No vayan a decirle a nadie pero el otro día estuve a punto, a un p-e-l-i-t-o de borrar los correos cuando veo uno que no sé porqué me brilló. Para pronto lo abrí:




¡Ay Dios! El susodicho en la vida me ha escrito algo así tan pasional, tan romántico, taaan… Me acuerdo la última vez que tuvimos una fiesta y se empinó una bota de esas que rellenan los españoles con vino tinto, terminó diciéndome que el conejo de la luna lo pintó para mí, y estaba de lo más empalagoso hasta que llegó Lady Pubertiana y me dijo: “Mamá, mi papá tiene algo raro por que dice que me ama”

Pero cuando leí este correo temblé desdesdenantes de llegar hasta el olvido ¡qué bruto! Desde entonces que me da por seleccionar todo el alterón de correos no deseados para borrarlos y ese lo dejo pasar de largo, haciéndome la que no lo ví y sin poderlo borrar termino por leerlo otra vez. ¡Qué canijo el spam de veras!


Esos son los encantos de la posmodernidad.

.



0 comentarios: