13 enero 2006

BRUJERÍA EN EL W.C.

BRUJERÍA DESDE EL W.C.






Toda la vida he comprado revistas de espectáculos para que después de leerlas, el susodicho se las lleve a la sala de espera del consultorio y así los pacientes se distraigan mientras están con el susto esperando el sonidito ese del "zuuuuuu" (¡Ay hasta escalofrío me dió!). Pero esta vez es el colmo, llevamos cuatro días que el susodicho nos trae asoleados con una poción que prepara en una copita tequilera quesque para adelgazar. ¡Qué miedo me da este hombre! Todo porque vió en una revista que una fulanita estrella de la televisión adelgazó un montón de kilos porque se tomó eso y entonces nos quiere zambutir su brujería todos los días.

Háganme favor, le echa jugo de uva, una cucharada de aceite de oliva y una cucharada de vinagre de vino tinto, lo mezcla todito y ¡zum! nos hace tomarlo todo como muppet hasta verle el fondo. Pero bueno, somos tan condescendientes Lady Pubertiana y yo que ahí estamos los tres brindando con nuestra poción a salud de un kilito menos.

Justo ayer pasó la vecina de al lado, esa que va pastoreando a su perrito french poodle y como no es chismosa, clarito la ví que peló el ojo para la cocina justo cuando estábamos en nuestro brindis y desde ahí que no nos saluda la méndiga, ya la veo diciéndole al marido que está harta de tener vecinos tirados al alcohol.


Bueno pues qué les digo, mejor me despido y les deseo un buen fin de semana por que lo que es que yo en este mismo momento voy al baño a cambiar todas esas revistas de artistas y voy a poner puros National Geographics, a ver si no me sale un día el susodicho con que en lugar de andar tomándose pociones se le antoja hacerse un piercing.

.



0 comentarios: