27 noviembre 2005

CLAVE 28 A LOS COMMENTS

CLAVE 28 A LA CAJA DE LOS COMMENTS
(con tonito y efecto de eco de señorita del supermercado al micrófono)


Nos fuimos a pasar el fin de semana fuera con la familia del susodicho para festejar al Abuelo por sus 85 años. ¡Ahhhh qué maravilla! Desde que sales y sabes que las camas las va a tender otra ya la vida toma un sabor diferente.

Y es que el susodicho tiene más hermanos que zapatos en su clóset, por eso tenemos que determinar un punto medio para juntar a toda la familia para que no vayan a pensar que la casa se volvió restaurante y nos quieran multar por no haber tramitado la licencia.

Yo quería tomarme el tiempo para contestarles como acostumbro los comments que dejan antes de irme, pero últimamente tengo que tomar una ficha como en la salchichonería para usar la computadora. Y es que todo iba tan tranquilo y y planificado en esta casa hasta que Lady Pubertiana descubrió el Messenger. ¡Ahhhhh qué felices éramos con la bendita ignorancia de esta escuincla!

Y ahora la veo que me ronda primero, como un perro que a la quinta vuelta se echa y la miro de de refilón para que no me distraiga, porque sé que si la veo de frente me va a hacer esos ojitos tiernos de yaquítatequemetoca que tanto odio. Entonces apenas y me da tiempo de poner el emoticón de “BYE” a mis ventanitas del chat cuando esta escuincla ya está apoltronada en mi silla ¡qué horror!

Y de repente con el pretexto de buscar un lápiz me acerco para asegurarme de que no esté viendo páginitas de esas como las que ve su papá cuando cree que nadie lo está viendo y la veo chateando con 3 amigas, ¡Qué destreza de niña! La mugrosa reprueba Química pero ¿qué tal la coordinación motriz para mover el mouse? ¿y qué retención mental para saber en qué se quedó la plática de una ventana y de otra? ¡Hasta envidia de la mala me da, qué bárbara!

Así se me pasó el tiempo sin contestarles nada todo el fin de semana, y ya cuando estábamos allá en el hotel, entre salud y feliz cumpleaños ví de reojo que en un salón al fondo tenían un pequeño ciber-café. ¡Ay qué escalofríos me dieron se los juro! Y es que me quemaba la ansiedad de querer venirme a sentar a escribirles porque parece mentira pero la gente del internet a veces sin proponértelo se termina queriendo como se quiere a un amigo de carne y hueso, nada más que con la misma curiosidad que me da cuando la gerente del súper grita “clave 28 a la caja 6” y no sabes qué carajos es la clave 28 pero irremediablemente sabes que se necesita ahí. Y es que uno puede NO conocerles la cara, pero les conozco las palabras que en el fondo pueden ser más importantes que cualquier clave 28 del mundo.

Y es que a fin de cuentas como a veces digo “Las palabras son el reflejo del alma” Sumándole que en este caso la clave 28 es el abismo de una Geografía, pero la vista microscópica del cromosoma AMISTAD. (Irremediablemente necesaria, oooohhh si)

.



1 comentarios:

Humano dijo...

Si, esto de los amigos bloggers, se va haciendo una adiccion.