16 agosto 2005

SUEÑOS EN GÉNERO MASCULINO

SUEÑOS EN GÉNERO MASCULINO


Ayer que cené sándwich soñé rarísimo. Ya no era yo, sino era el susodicho. Se los dije, ¡fue pesadilla! Todavía no me levantaba del susto para irme a lavar los dientes o para lavarme la cara y sacarme esos sueños de loca cuando ya me estaba rascando las bolas donde no las hay. ¡Madre mía, voy a terminar con un psiquiatra!

Me levanté efectivamente y ya estaba yo entre lloriqueando del susto y la felicidad, y me dije: Los sentimientos encontrados nada más son para las mujeres. Entonces soy vieja, ¿O me estaré volviendo puto?

¡Dios de mi vida! No dejaba de pensarme en “o” cuando toda la vida he sido lindA, limpiA, ordenadA, metódicA. ¿Y ahora qué me estaría pasando? ¿Cómo es posible que se me olviden 2 cesáreas y una hilerita de estrías? ¿O me estará dando un aire nuevo para hablar de fútbol en lugar de cosas del metabolismo?

Sonó el despertador muy tempranito y me levante como resortera. Todavía no me quitaba las lagañas cuando ya le estaba dando gracias a Dios por hacer pipí sentada.

¡Qué susto! Nunca pensé que el depilarme las axilas me fuera a hacer tan feliz.



.

0 comentarios: