10 junio 2005

SISMOLOGÍA DEL HOOLIGAN

SISMOLOGÍA DE MI QUERIDO HOOLIGAN


Mi querido hooligan últimamente está con la rebeldía a 10 grados escala de Richter, y es que el muy desgraciado primero tira la palabrota y cuando ve a su padre levantarse de la silla decidido a darle una tunda le comienza un sismo trepidatorio por todo el cuerpo al pobre y tiembla que da gusto. Entonces el canijo escuincle corre a esconderse a cualquier recámara y ya que se siente seguro de que su padre no lo siguió entonces viene la réplica y suelta otra palabrota.

Termina el susodicho sentándose de nuevo y diciéndole un catálogo de amenazas que ya las quisiera cualquier narcotraficante para un día de fiesta.

Al rato, cuando vuelve la paz y la armonía o cuando ya va a empezar el Chavo del 8, baja sigiloso mi querido hooligan y va pidiendo perdón escalón por escalón. Yo que soy la sismógrafa oficial y me encargo de la prevención, voy advirtiéndole que no debe ser grosero y por otro lado al susodicho le digo que tenga paciencia tratando de aplacarle el alma de Herodes que se carga.

Al rato se sientan juntos en el reposet donde apenas caben, y ahí los ves compartiendo cacahuates japoneses y viendo el fútbol que siempre será el tema donde toda testosterona que habita en esta casa se aplaque.

Por este día las placas tectónicas en las nalgas de mi querido hooligan quedaron a salvo.

0 comentarios: