12 junio 2005

EMOTICONES DE LA VIDA DIARIA

EMOTICONES DE LA VIDA DIARIA


Después del festejo de los 200, aquí seguimos. El susodicho sí, se sentó a leer los comentarios y estaba aquel como si el blog fuera suyo, que si mira que escribió la mariposa y preguntó si era para ella, que si limburgo, que si Dulce, que súbele otro tantito que no alcancé a leer al Eric, y cosas así, ya saben el hombre felíz y al mismo tiempo intrigado diciéndome que cómo era posible que la gente que escribe se ría así: “ja ja ja”.

Ahí estoy explicándole que en este mundo virtual como en la vida misma la gente tiene derecho a expresar sus sentimientos fuera de decir “qué risa” o “qué contenta estoy”, es lo mismo que fruncirle el entrecejo cuando llega tardísimo y sin avisar, él automáticamente sabe que significa “hoy duermes en la sala desgraciado” y no se lo tengo que decir de viva voz.

No sé si me entendió pero toda la tarde se burló de nosotros ehhhh, sépanlo bien, el móndrigo se burló. Yo le preguntaba –Mi vida, ¿quieres que ya te sirva de comer?- y el muy desgraciado decía “Sí…JA- JA- JA” ya saben muy entonadito el hombre.

Luego nos dio por ver por quinientava vez la película del Titanic que pasaron en la tele y cuando el Jack estaba peor que los pitufos de color azul el susodicho decía: “snif – snif – snif” así tal cual. Y así se la pasó molestando tooooda la tarde.

Pero ya cuando llegó la noche, estaba muy cariñosito el hombre, se iba acercando a mí con ojos de huevo cocido señal de que algo quiere el desgraciado, como esas señales en código que dice Dulce que te mandas entre pareja y ésta era de “hoy te toca”. Yo muy seria me levanto y le digo: -Mi vida, sabes que además de los “ja-ja-jas” o los “snifs-snif-snif”, también se inventaron unos simbolitos que en el mundo virtual se llaman emoticones-

–¿Ahhh si???- Me preguntaba con ese tonito que yo se muy bien que a la vez me está ignorando.

–También expresan sentimientos- le digo muy seria y el me contesta que no le interesa en lo más mínimo las expresiones corporales del mundo virtual.


Entonces yo le digo, -No mi amor, es que en la vida diaria también se inventaron señales de esas que también expresan algo- le digo, -No más fíjate bien en esta:





No sé porqué pero de ahí ya no dijo ni pío. Ya nada más nos quedamos viendo la cara con un sonoro JA - JA - JA - JA de media hora.


.



0 comentarios: