20 junio 2005

EL SUSODICHO TRABAJA LOS DÍAS PARES

EL SUSODICHO TRABAJA LOS DÍAS PARES

Cuando veo la motocicleta del cartero acercarse al buzón, luego luego salgo a ver qué dejó, aunque tristemente la mayor parte son cuentas por pagar. Ayer dejó un sobre de una promoción de una clínica quesque muy experta en fertilidad. Lo abrí y leía de las fertilizaciones in vitro, sexo del bebé y otras tantas modernidades. Imagínate si por mail ya te quieren hacer kilométrico "aquello" pues mucho más fácil han de resultar estas cuestiones.

El susodicho, como ya es de ley todos los domingos, estaba haciéndole sus hot-cakes (quieran o no) a los niños mientras me escuchaba comentándole todo aquello.

-¿Te das cuenta lo que dice aquí? ….Ya puedes escoger el sexo del bebé- Le digo.

-Ahhhhhhh que chiste tiene eso. Yo les digo cómo y sin gastar tanto- Decía el susodicho mientras volaba el hotcake por los aires y caía de vuelta en el sartén.

-¡Shhttttt!!!- Le digo así muy seco y le pelo los ojos como de pistola, como para que aquel caiga en la cuenta de que ahí están los hijos y lo van a empezar a escuchar hablar de sexo. Pero aquel hombre es igualito a un perro con hambre que cuando come no conoce; este señor cuando cocina le da una sordera crónica y no oye nadita y así seguía hablando de esas cosas.

-Es cosa de hacer cuentas y depende de los números pares lo haces y los nones no- Decía mientras le echaba más leche a su mezcla.

Y yo otra vez le decía muy sutilmente “SHHHHTTTT” para que volteara a verme pero él nada, seguía felíz. Ya estaba yo temiendo que empezara a describir el kamasutra cuando en una de esas por fin me vió.

Entonces me le acerco y le digo al oído –Callateeee eestúpidooooo a ver, a verrrrrrr qué vas a hacer si Lady Pubertiana te pregunta “¿Qué es lo que haces los días pares pa?” -

-Pues le digo que los días pares son las endodoncias y ya- me dice el hombre este que ahora resultó muy buen estratega.

-Y si te pregunta qué tienen que ver las endodoncias con el sexo de un bebé…¿qué a verrrrrr entonces qué????- Le digo así muy enérgica pero a la vez con una sonrisa de esas bien fingidas mientras me miran los hijos.

Les juro, la mente del susodicho tiene laberintos que ningún psicoanalista podría descifrar, luego luego le salen las respuestas y además de todo de lo más naturales, eso ya me está preocupando.

Afortunadamente Lady Pubertiana estaba más interesada en lo que veía en la tele que en nuestra clase de educación sexual del día, así que dejamos a un lado el folleto. Ya mejor ni explicarle que su papá se siente un maestro especialista en esas cuestiones del sexo del bebé y que a todo mundo le anda dando consejos matemáticos para que le atine al sexo que quieren, así que mejor lo dejé dando sus clases de gourmet con maestría en hotcakes que es lo que mejor le sale.


.

0 comentarios: