20 mayo 2005

VIERNES DE VIBOREO


Ayer estábamos tomando el cafesito muy sabroso en una tarde airosa pero cálida. En lugar de acompañar el café con galletitas por aquello de la dieta, lo acompañé de pura “crítica constructiva” digo yo, o viboreo como dicen otros, y es que aquello lo endulza mejor que el canderel.

Lo que mejor me sale es criticar a los cuñados, ahhhh ¡eso sí que se disfruta! Ya que termino con toda mi familia política si no hay mejor tema prosigo con el susodicho, y ahí tengo mucho tela para cortar.

De repente Lady Pubertiana interrumpe y se mete a la plática. ¡Miren nada más! Ahora la niña quiere debutar en nuestra mesa redonda y participar con sus propias críticas cuando antes nada más nos oía y se largaba a ver sus caricaturas, ¡Ay Dios mío…es la niña esta la que se está haciendo vieja!

Dice Lady Pubertiana que su papá que es adicto a la televisión siempre sale con que si conoce a fulanito del canal trece o que si sutanito del once era su vecino, o que el entrevistado se sentaba junto a él en la escuela, lo que sea. El caso es que el susodicho conoce y sabe de la parentela de todos inclusive le han dicho sobre las cuentas bancarias, con quien tuvieron relaciones e incontables intimidades de medio México.


Y cuando le preguntas que quién fregados le dijo eso, el contesta "Gente". Ahora resulta que el señor tiene sus fuentes y existe "gente" dedicada a informarle.


Después de la hora constructiva y ya terminado el café cada quien siguió en lo suyo, ya saben terminando la tarea y arreando "gente" para que se bañe.


Más tardesito, llegó el susodicho y ya cuando estábamos cenando prendió la tele y viendo el partido de futbol comenzó con su síndrome de "yoatodosconozco" tal cual lo describió Lady Pubertiana.

-Ese tipo del equipo del América tuvo un affaire con una artista- Dijo el susodicho.

- Ah si...¿Y cómo te enteraste, quién te contó? - Le pregunté y el muy convencido constestó "GENTE" mientras Lady Pubertiana y yo soltábamos la carcajada y el nos veía con cara de "son unas odiosas".

A mi me quedaron claras 2 cosas:

1. El susodicho es mitad odontólogo y mitad paparazzi.


2. Los genes del viboreo son hereditarios.


¡Ayyy Dios cómo hay gente deveras!








0 comentarios: