15 diciembre 2004

¿QUIÉN DA MÁS?

El fin de semana decidí hacer limpia a la despensa. Lejos de ser un lugar para guardar alimentos, la despensa de mi casa es un lugar de todos y de todo lo que se atraviese. Cada año, en éstas épocas comienzo a arreglar esos espacios que se van quedando en el olvido, como símbolo muy personal de que al deshechar lo que no se usó en 1 año, estaré desprendiéndome al mismo tiempo de una energía negativa, con el mismo propósito de tirar lejos lo inservible del alma.

Me sorprendí cuando el resultado fueron 3 bolsas de esas negras de basura....¡3 bolsas tamaño kaguama estaban guardadas guardando lo inguardable!

Me desprendí del salero de la abuela, de los mantelitos anticuados que me regaló la "Shrek" (una vecina a quien le sienta muy bien el apodo je), del jarronsito al que se le perdió la tapa, en fin...una lista que me llevó años y años alargarla.

Hoy mismo, al leer una circular de la escuela de mi hijo donde le piden que done un juguete que no use para los niños de un orfanatorio me dijo: "Mamá...no puedo regalar nada porque yo uso todos mis juguetes".

¿Y los que están en el closet qué?, le dije, pero el muy enojado seguía en lo mismo. ¿Cómo desprenderse de algo tan de él? A sus 6 años todavía no entiende que cuando das, no le estás dando a los demás, te estás dando a tí mismo.


¿Apoco no?




0 comentarios: