25 octubre 2004

KILITOS MÁS...KILITOS MENOS....




La mesa del antecomedor me espía, por eso se ha acomodado a un costado del refrigerador pues sabe muy bien que aquel mueble de entrañas congeladas carga en su fachada una pequeña y arrugada fotografía del 'antes'. Ahí permanece, como diría Neruda "callada y constelada" frente a mí. Permanece estática ante mis prejuicios y sin decir nada al abrir la puerta aún dándole la espalda sabe que su imágen sobresalta por encima de cada rebanada de queso manchego.

Mi conciencia se rinde, acepta en esta ocasión que es más fuerte que yo, que su poder de deseo va más allá de un abdomen plano. Es: estrenar un pantalón, vestir algo atrevido...¿porqué no? aún la gravedad no hace estragos, es....no apagar la luz.

Entonces, cierro la puerta y la miro fijamente de nuevo. Ese vestido morado tan ceñido a la cadera, un zipper interminable que engranaba tan perfecto como acorde de guitarra.

La mesa suspira, hacer dieta es toda una odisea, un cambio de hábitos definitivo, un "querer es poder". Pero ese tipo de la T.V. con abdomen de lavadero que tanto invita ya me tiene mareada, las mujeres dando pruebas irrefutables de sus hazañas con la báscula como si les doblasen la voz al estilo: "Ohhh si, yo lo he logradou y ohhh si ha sidou maravillosou"

Sigo sentada en la mesa, detrás del individual ya se escuchan los mariachis con las golondrinas: Adiós pan, adiós embutidos, adiós leche, adiósssss para siempre adiósssssss.

Una media sonrisa difuminada en papel couché, una copa levantada brindando por el futuro y un ¡SALUD por esos kilitos que se irán!

Ayyyyy Dios mío escúchame desde lo más profundo del corazón pues hoy te pido que si no puedes hacerme adelgazar.......haz que todas mis amigas engorden !! :)


0 comentarios: