28 octubre 2004




Estaban los bloggeros
dándole al teclado
cuando la muerte se acercó
y entretenidos los sorpendió.
Se llevó a cada uno
sin piedad hasta el panteón
y armó ahí un tinglado
que hasta la tierra se cimbró.
Ya descansan todos juntos
con la muerte alrededor,
el barullo más que el susto
a la calaca agasajó.
Con tanto baile y tanto muerto
cansada se sintió,
ya no es lo mismo pa ratón tierno
un gato viejo pal montón.
Ya le dolía hasta la espalda
de cargar hasta el metate,
entre huesos de bloggeros
más que parca,
parecía un pinacate.

0 comentarios: