18 agosto 2004

MANZANAS PARA UN CUADERNO


Hoy tuvimos cita con la nueva maestra. Mi querido hooligansito se presentó a sus escasos 6 años con su tonelada de libros ya forrados y todo etiquetado contra las mentadas madres ratas. Para su suerte le tocó la misma maestra que tuvo cuando recién ingresó con todo y pañal...pobres niños, antes de hacer la Primaria se avientan una maestría con diplomado en la escuela, se machacan 5 años antes de entrar a 1º de Primaria, ya para esas tiempos son unos duchos los condenaus

Mi querido hooligan miró a la maestra y el amor renació. Su preocupación de que le tocara la "del pelo rojo" (que es una sargentona o una "witch" como dice él) desapareció. La maestra nos hizo un breve cuestionario en cuanto a la relación de pareja, me pregunta: "Están casados?", y yo le contesté: "Todavía Miss" Después se dirigió a mi hijo y le preguntó varias cosas, qué le gusta, a qué juega, a todo lo contestaba muy bien hasta que le preguntó si levanta sus juguetes cuando termina, y en ese momento los ojos de mi querido hooligan se hicieron gigantescos y en seguida volteó hacia mí, como pidiendo autorización de decir alguna mentirilla piadosa....en ese momento la respuesta quedó contestada.

En cambio Lady Pubertiana se estrenó en Secundaria. Ya va, ya viene haciéndose bolas con los libros y el mentado horario, ya acomoda unos por acá, los regresa por allá...ella sola se entiende. Ya no tiene una que andarla arreando como burro (o al menos siempre los principios de año donde todo es hermoso suele ser así), y comprendo que entre estas dos edades abismales de mis hijos se aplica una regla aritmética de que a más - más y a menos - menos. (Menos edad-menos problemas, Más edad-problemas más grandes) .

Desde mis canas verdes cualquier etapa igual se disfruta.


0 comentarios: