14 junio 2004

GENES DEL O-R-I-T-A


Lady Pubertiana se apoderó de la computadora para idiotizarse con un tal jueguito de los Sims. Me parece un juego tipo turista virtual, donde te dan un presupuesto y uno tiene que construir su casa en base a eso. Al fin y al cabo aplica los principios de una buena administración y no se entretiene saturándome la memoria de la computadora bajando cuanta cancioncita se le atraviesa.

Al cabo de una hora me acerqué y le pregunté, - ¿Ya me toca? - y con su tonito de antimothers me contesta: - ORITA - Nada de “Al ratito”, “Espérame tantito” o un “Ahorita”. No, éste era un vil “ORITA”.

Después de otro buen rato su 'ORITA' se iba transformando en 'horitas' pues poco a poco le iban creciendo raíces al mouse y nada que desalojaba hasta que Dios y la Compañía de Luz nos hicieron el milagro y se fue la energía eléctrica, así que no le quedó más remedio que buscar otro lugar donde replantar sus raíces.

El susodicho tiene la manía de que los Domingos prepara (quieran o no) Hot Cakes.

De recién casados queriéndome halagar se ofreció a hacer el desayuno. Cuando bajé vi una montaña peor que la Sierra Madre Occidental bañada de miel. Este hombre había usado la caja completita de la harina para seis tristes hot-cakes. Yo me sigo riendo de eso aunque a estas fechas el susodicho presume tener una Maestría Hot-cakesiana.

- Mary Caaaaaaaarmeeeeeeen tercera llamada, ¡¡Ter-ce-ra !! – Gritaba el susodicho cuando su obra maestra ya estaba servida en la mesa, cuando instintivamente le contesté: “¡O-R-I-T-A !”


0 comentarios: