20 abril 2004

¡EL MM DE MI MM TIENE UN MM EN LA RUEDA!

Cuando estoy a punto de sacarle la tarjeta roja a mi querido hooligan porque tiene su bicicleta descompuesta y está verdaderamente deprimido (e insoportable). Este chamaquito de apenas 6 años tiene trauma de cirquero. La bici tiene apenas 1 año pero la pobre parece que arrastra como 10 años de uso continuo.

Al fin hoy me decidí a llevársela a arreglar después de mi decidia de un mes en que "Ahorita voy", "En una pasadita la dejo". Llegué al local de composturas y un señor me atendió muy amable.


Me dijo, - "Señora, siéntase complacida de que la bicicleta este así (no dijo jodida porque le dió verguenza estoy segura !! je), pues hay gente que me trae sus bicicletas igual de maltratadas pero por falta de uso, porque las dejan afuera y les llueve, se oxidan, y terminan por descomponerse igual o peor pero sin la satisfacción de haberle sacado jugo como lo hizo su hijo." -

A fin de cuentas una llanta nueva, unos frenos ajustados le devolvieron esa mirada de travesura que adoro a mi querido hooligan. Al final del día el susodicho llegó muy cansado del consultorio (es odontólogo) y además de dedicarse al diente es también de muy buen diente para la comida.

Ya muy relajado el susodicho viendo su amadísima televisión me le voy acercando como la típica esposa melosa buscándole el lado romántico mientras le contaba sobre la odisea de la bicicleta y subrayándole con énfasis como si fuera anuncio subliminal de Camel - "Mi vida, como el señor de las bicis dijo claramente, acuérdate que lo que no se usa.....¡se echa a perder!".

0 comentarios: