12 mayo 2013

OLLAS DE LA REALEZA

Chef Oropeza tocando a mi puerta

Con todo y que estaba yo enojada porque el hooligan prefirió irse al estadio a gritar de groserías a los jugadores (ese gen se lo heredó al susodicho ni modo!) que quedarse a degustar el menú de la cena gratis que se ganó la Lady y para colmo el susodicho no aparecía por ningún lado, tenía ganas de romper el protocolo y romperles a los dos la cabeza de un sartenazo...pero me aguanté porque ante todo hoy era la Reina Doña Sofía y las Reinas nunca hacen esos desfiguros en público ¡ni lo mande Dios! Así que dejé la cocina INMACULADA es poco, como campo quirúrgico y mientras esperaba me imaginaba tocando el timbre al Chef Oropeza vestido con su bata de chef pegadiiiiita pegadiiiita enseñando el brazo musculoso y diciendo: "Poooooóngale su nombre y apellido" con la misma tonadita como lo dice en su programa. Y que yo iba a abrir corriendo porque ni modo que la Reina Doña Sofía haga esperar a alguien, es de mala educación eso!


Pero así con puntualidad inglesa 5:00 de la tarde tocó una chef mujer con una maletita, me enseñó su identificación y la hice pasar. Me pidió varios de mis sartenes y yo sentí como cuando te vienen a visitar y tienes un tiradero que Dios guarde la hora ¡qué horror! Y les hizo varias pruebas para que viéramos que la cena que hizo con las super ollas Royal Prestige no se compara en nada con mis ollas de hace 20 años. Que si el teflón es malo, que si los nutrientes de los alimentos. Ahora resulta que nos vamos a morir porque todo hace mal augggggg! Que si hubiera estado el hooligan le echa la culpa a los sartenes de sus malas calificaciones.

Mientras la señorita hablaba y hablaba sin tragar saliva el susodicho prendió la tele, porque estaba el dichoso partido de su equipo ese que ama tanto de los Pumas (al que se fue el hooligan) y el susodicho estaba como la niña del exorcista, con la cabeza mirando hacia la señorita pero los ojos volteados a la tele...daba un poco de miedo verlo ¡qué horror! La señorita se dio cuenta y empezó a hacer preguntas capciosas. -A ver señor- decía como maestra a punto de preguntar algo para calificación de examen final, - ¿Qué porcentaje de titanio tienen los brackets?-  ¿Y saben qué contestó el susodicho? Contestó: "GOOOOOOOOOOOL"  Háganme favor!! Qué van a decir los Sánchez Lara si se enteran caray!

Total en lo que nos dio tooooda la letanía de las ventajas de las ollas así como en mensaje subliminal de "Cómprela, cómpreeeela, c ó m p r e l a  h o y" mientras cocinaba un pescado a la naranja con verduras de guarnición. No será buena chef la mujer esta, pero me ensartó una olla (más no pudo porque las ollas de esta marca son como lagañas: Salen en un ojo de la cara!!) Pero bueno, a la Lady le regalaron un cuchillo quesque corta hasta un pelo a la mitad y al menos cenamos gratis y en este mundo cualquier cosa que sea gratis al susodicho lo llena de felicidad.

Que no se diga que en esta casa no tenemos algo de la realeza, aunque sea una olla marca Royal ¡faltaba más!

1 comentarios:

Travis M. D dijo...

Jajaja que me ha divertido bastante el texto mi primo es vendedor de esa empresa y también hace demostraciones de las ollas y sartenes