22 mayo 2009

UN MURCIÉLAGO PARA UN CUMPLEAÑOS

UN MURCIÉLAGO PARA UN CUMPLEAÑOS


Les cuento, el festejo estuvo bien aunque el hooligan decidió a la mera hora irme a festejar con el vecinito, pero como no quiero ser una madre posesiva y traerlo pegado a mis faldas lo dejé ir al ingrato este. Yo creo que le remordió algo la conciencia que al rato llegó cargando una charola con un pastel que él hizo.

Ayyyy a mi se me arrugó todo el corazón de ternura hasta que ví el pastel que era algo raro, como de halloween ¡háganme favor!



-Acuérdate que es índigo - me susurró Lady Pubertiana, que porque el otro día estábamos escuchando un programa de radio donde describían a los niños índigos: que si son muy sensibles, que si los tachan de que son distraídos o malos estudiantes en la escuela, y así un montón de cosas que coincidían con el hooligan... pero qué tal 10 minutos antes del programa Lady Pubertiana decía que era un niño loco.

-Qué índigo ni qué ocho cuartos - le dije, y lo abracé con todo y charola de pastel raro, porque antes que índigo, colorado o amarillo es mi hijo, ese que me pateaba la panza cuando estaba embarazada, ese que para salvar el Amazonas se queda sin bañarse por días, ese que escoge figura de murciélago para festejarle a su mamá el cumpleaños.

Con decirles que hasta ganas me dieron de salir a pedir dulces como en Halloween ¡pos este!

0 comentarios: