19 mayo 2008

Y SOÑAR, SOÑAR, SOOOOOÑAR...

Y SOÑAR, SOÑAR, SOOOOÑAAAAR....


A mis hijos el ocio les cae como enfermedad y más los días festivos ¡qué horror! Nada más se ponen de flojos y empieza la guerra campal y más tardan en empezar que afino la puntería y ¡zácale! Un chanclazo directo al coco pero con amor.

Luego viene el hooligan gritando que Lady Pubertiana le dijo una grosería. Pero qué raro ehhh, si esa escuincla se carga una boca de verdulera que dios guarde la hora.

-¿Qué te dijo? – le pregunto y lo abrazo porque este viene echo un mar de lágrimas.

-Que mis progenitores- me dice llorando para adentro.

Apenas y acababa de entender que formaica y fornica no es lo mismo y ahora sabrá dios qué pensará que signifique progenitor, se nota que a este niño la dislexia en el cerebro no se le acaba nunca.

Luego subo y como si estuviera haciendo un operativo del FBI les hago señas sin hablar: tu allá y tu por acá, señalándoles sus recámaras y luego apuntándome los ojos que quiere decir que los voy a estar vigilando muy de cerca, a veces eso surte más efecto porque a los gritos ya están acostumbrados. Ayy deveras que ya no respetan ni mis canas.

A veces me los imagino ya adultos los dos, con sus respectivas familias. El hooligan limpio y oliendo rico porque con los años entendió que no porque deje de bañarse se va a salvar el Amazonas y tanto que me quejaba de que no entendía palabras y ya me traía enmarcado con vidrio antireflejante un título con mención honorífica en Letras, ¡ay de un culto que era mi hijo que qué bárbaro! y Lady Pubertiana casada con un muchacho guapo y trabajador que a todo le dice: “Sí mi vida, como tu digas” y yo horneando un pastel porque me llamaron para visitarme y cuando se ven se abrazan con cariño y se les va la tarde platicando de sus cosas y en cada sorbo de mi café respiro hondo de gusto y hasta le doy un codazo al susodicho y el entiende que es para que mire lo que hay frente a sus ojos: unos hijos que se quieren.

Ahhhhhhhhh ya estaba yo como zombie con la mirada perdida en el horizonte hipnotizada cuando oigo otro grito de “La estúpida me dijo que tengo problemas oculareeeeesssss”.


Ay pero qué feo es que le saquen a uno de un sueño y más si está soñando una parada y todo para tener que acabar explicándole a este escuincle que “ocular” viene de OJOS Ayyyy mejor voy por mis valiums ¡pos estos!

0 comentarios: